(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Redacción EC

La lucha en la República Democrática del  para frenar un brote de  tiene a las autoridades cruzando la frontera para comprar termómetros, dijo un funcionario de la Organización Mundial de la Salud, mientras que el Ministerio de Salud informó el jueves que el número casos confirmados de ébola se elevó a 31, incluyendo nueve muertes.

Las autoridades ofrecieron la cifra oficial de casos luego de que en la capital, Kinsasa, se desplegaron equipos de vigilancia a lo largo del río Congo para monitorear a la gente que llega por ahí, explicó el ministerio.

Las brigadas médicas se han establecido también en varios puntos de entrada a Kinsasa y en otras ciudades como parte de las medidas de prevención, explicó el representante de la OMS para el país, Allarangar Yakouide.

“Queremos asegurar la protección efectiva de los puertos y aeropuertos”, afirmó.

El pánico cundió en Kinsasa el miércoles ante rumores de que un enfermo de ébola ingresó al hospital general de la ciudad. Pero Yakouide los negó y aseguró que no había casos confirmados en la capital, y pidió que no se difundan rumores que “puedan generar pánico y atentar contra la eficacia de la respuesta al brote de ébola”.

El jueves, el ministerio reportó 31 casos confirmados de ébola, 13 probables y otros ocho sospechosos. Explicó que la fluctuación de las cifras se debe a que los casos probables y sospechosos son retirados de los números totales si los resultados son negativos.

Funcionarios de la frontera vigilaban a los pasajeros que arribaban a Ngobila Beach en Kinsasa, que sirve de punto de ingreso a los que llegan desde Brazzaville, República del Congo.  

El lunes comenzó la campaña de vacunación contra el ébola, en la que se da prioridad a los trabajadores sanitarios, a personas que han tenido contacto con infectados, y a los contactos de los contactos, en un proceso denominado "vacunación en aros".

Se inmuniza con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV, probada ya en Guinea Conakri tras la epidemia del 2014 al 2016, aunque ahora en la RDC es la primera vez que se toma esta medida en el estadio inicial de un brote de ébola.

Este brote de ébola, detectado en principio en zonas rurales y que después alcanzó el área urbana de Mbandaka, es el noveno que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

Fuente: AP / EFE

TAGS RELACIONADOS