Redacción EC

La mayoría de pasajeros del vuelo AH5017 vivían en Burkina Faso; otros, solo estaban de turismo y algunos planeaban hacer conexión en Argel para otros destinos como 116 personas fallecidas, entre ellos 51 franceses. 

Una familia completa
Eran diez miembros, una pareja de esposos divorciados junto a sus dos hijos, sus esposas y cuatro nietos. Entre los hijos, estaba Eric Raynaud, quien estaba casado con Estella.

 

(Foto: Facebook)

(Foto: Facebook)

Patrice Dunand, alcalde de Gex, la localidad francesa donde vivían los Raynaud, no sale de su asombro. “Aún sigo en shock, esta noticia fue monstruosa. Nosotros conocemos bien a la familia. Sus niños iban a la escuela junto a los nuestros. Eran unas buenas personas”. Estelle Reynaud era un miembro del Club de Esquí de Divonne, donde dirigió todos los eventos.

Además, estaban Fran Raynud y su esposa Laura, cuya foto ha sido difundida en Twitter en un acto para conmemorar la memoria de su familia. Su hijos, Julia y Nathan se habían inscrito en la organización de ciclismo de Chambery.

 

(Foto: Twitter @FabienLapierre)

(Foto: Twitter @FabienLapierre)

Familia Gineste
Estaba conformada por un padre, una madre y tres hijos. Todos ellos estaban en el avión que se estrelló en la ruta Ouagadougou - Argel. Bertrand Gineste era el tesorero de la asociación Gueret-Zitenga. Ellos fueron por turismo a Burkina Faso.


Él es Bertrand, el padre de familia. (Foto: Jouhannaud Thomas)

(Foto: Jouhannaud Thomas)

La familia Cailleret
Bruno y Caroline Cailleret Boisnard regresaban a Francia después de un viaje por Burkina Faso con sus dos hijos, Elno (14) y Chloe (10). Habían pasado 15 días hospedados en la casa de un familiar.

Bruno trabajaba en un centro especializado en la atención de pacientes con esclerosis múltiple. "Siempre tuvimos la esperanza de que no estuviesen en ese avión", afirmó uno de sus compañeros de trabajo.

Un ayudante humanitario
Jean-Marie Rauzier, natural de Seyne-sur-Mer, participaba en la asociación “Camellia Burkin”. El presidente de la asociación, lo describió como un hombre "muy dedicado, que realizaba un trabajo específico con adolescentes, donde realizaba tutorías educativas”. Jean-Marie era jubilado, nunca se casó ni tuvo hijos y viajaba tres veces al año a Burkina Faso para realizar sus actividades.

Dos miembros de una asociación de apoyo a jóvenes
Jutta Zoller y André Joly, ambos eran miembros de una organización humanitaria que sostiene proyectos juveniles en Burkina Faso. El periódico francés "Vosges" anunció esta mañana que ellos también abordaron el fatídico vuelo. Ambos retornaron después de una larga jornada de trabajo en el país africano.

 
(Foto: Vosges Journal)

(Fotos: Vosges Journal)