Los líderes golpistas en Malí enfrentaron una ola de presión internacional, luego de expulsar del porder al presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita. (Foto: ANNIE RISEMBERG / AFP)
Los líderes golpistas en Malí enfrentaron una ola de presión internacional, luego de expulsar del porder al presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita. (Foto: ANNIE RISEMBERG / AFP)
Redacción EC

Estados Unidos, la Unión Europea y la Unión Africana acentuaron la presión sobre los militares que tomaron el poder en y exigieron este miércoles la liberación “inmediata” del presidente Ibrahim Bubacar Keita, detenido la víspera por el ejército.

MIRA: “Es el presidente equivocado”: El poderoso discurso de Michelle Obama contra Donald Trump en la convención demócrata

Tras una cumbre extraordinaria de la UE, los 27 reclamaron un “retorno inmediato al Estado de derecho” en Mali.

“La estabilidad de la región y de Mali, la lucha contra el terrorismo deben continuar siendo las prioridades absolutas”, declaró el presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, subrayando la “gran preocupación” europea.

MIRA: Bill Clinton sobre el Gobierno de Donald Trump: “Solo hay caos”

Washington “condenó firmemente” el “motín”, y exigió que “la libertad y seguridad de los funcionarios del gobierno” sea garantizada.

“Estados Unidos condena firmemente el motín del 18 de agosto en Mali, como condenamos cualquier toma del poder por la fuerza”, señaló el secretario de Estado Mike Pompeo en un comunicado, sin mencionar un golpe de Estado. Llamó a “obrar para el restablecimiento de un gobierno constitucional”.

El presidente en ejercicio de la Unión Africana (UA), el sudafricano Cyril Ramaphosa, por su parte, condenó el “cambio inconstitucional” de régimen en Bamako y “exigió la liberación inmediata del presidente, el primer ministro y otros ministros”, aún en manos de los militares, llamando al ejército “a volver a los cuarteles”.

El presidente Keita y su jefe de gobierno, Bubu Cissé, aún se encontraban en el campo militar de Kati, cuartel general de los golpistas ubicado en las afueras de Bamako, señaló a la AFP una fuente del Comité nacional para la salvación del pueblo (CNSP), instancia creada el martes por los golpistas.

Otros funcionarios civiles y militares también fueron detenidos el martes.

“¿Realmente, tengo otra opción?”

La calma reinaba este miércoles en Bamako, donde pueden verse los daños provocados por este cambio de poder, en particular la casa del ministro de Justicia, Kassim Tapo, incendiada por una multitud enardecida, constató la AFP.

En el centro de la capital, los negocios funcionaban, pero la administración y bancos estaban cerrados.

Keita, elegido en 2013 y reelegido en 2018 por cinco años, anunció en la madrugada de este miércoles ante la televisión pública su renuncia, tras la disolución del gobierno y la Asamblea Nacional.

“¿Realmente, tengo otra opción?”, se preguntó, y señaló que quería evitar que se derramase sangre para mantenerlo en el poder.

El portavoz de los militares, coronel-mayor Ismael Wagué, subjefe del estado mayor de la Fuerza Aérea, anunció horas después la creación del Comité nacional para la salvación del pueblo, señalando que los militares habían “decidido asumir (sus) responsabilidades” ante el caos, la anarquía y la inseguridad.

Asimismo, los militares anunciaron “una transición que conduzca a elecciones creíbles en un plazo razonable”, pidiendo la colaboración del pueblo.

Las fronteras fueron cerradas, pero Wagué afirmó que se respetarán todos los acuerdos: con la misión de la ONU (MINUSMA), el G5 (grupo integrado por cinco países de la región) y otros.

La CEDEAO, organización regional mediadora en la crisis maliense desde junio, condenó el golpe, y apartó al país.

La ONU también denunció el golpe y anunció una reunión en esta jornada del Consejo de seguridad para tratar la situación en Mali.

El gobierno de Keita contaba con una oposición heteroclítica, de políticos, religiosos y miembros de la sociedad civil. Fueron organizadas muchas manifestaciones, entre las cuales una comenzada el 10 de julio degeneró en tres días de enfrentamientos mortíferos.

Por el momento no se han pronunciado respecto al golpe ni el M5, movimiento que denunciaba la represión contra sus militantes, ni el influyente imán Mahmud Dicko, gran figura opositora.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus España: miles de personas protestan por uso obligatorio de mascarillas

TE PUEDE INTERESAR