Nigeria: Atentado en mezquita deja al menos 120 muertos
Nigeria: Atentado en mezquita deja al menos 120 muertos
Redacción EC

Lagos. Un atentado con explosivos sacudió hoy la Mezquita Central de la ciudad de Kano, próxima al Palacio del Emir, en Nigeria, y dejó al menos 120 personas muertas y otras 270 heridas. Se trató de un doble atentado con bomba contra la mezquita, una de las más importantes de Nigeria, informó la agencia AFP.

Un responsable de los equipos de rescate, que pidió el anonimato, informó del traslado de los cuerpos a un área hospitalaria de Kano.

El ataque fue perpetrado en la mezquita durante la tradicional oración de los viernes. "El balance podría aumentar", dijo a la AFP la mencionada fuente.

Al parecer detonaron varias bombas de forma consecutiva durante el rezo. Posiblemente habrá muchas víctimas, informó el diario "Punch".

Por el momento nadie reivindicó el atentado. El grupo terrorista islamista Boko Haram perpetra desde hace años atentados en esa zona de Nigeria. En un principio se dirigían contra los cristianos pero luego los extendieron también a los musulmanes moderados.

OTRO ATENTADO AL NORTE DE NIGERIA

Al menos 35 personas murieron ayer en la explosión de una bomba en una concurrida carretera del estado de Adamawa, en el noreste de Nigeria, una de las zonas más castigadas por la violencia del grupo terrorista Boko Haram, informaron medios locales.

El artefacto explotó el miércoles en el arcén de una carretera, muy cerca del punto de control en el que se encontraba un equipo del Ejército y vigilantes locales, que patrullaban la zona después de que algunas localidades próximas fueran arrebatadas a los insurgentes en las últimas semanas.

Según testigos citados por el diario nigeriano "The Vanguard", al menos 35 personas murieron en la explosión, entre ellas cinco militares y un vigilante local.

Mubi, la segunda ciudad más importante de Adamawa y muy próxima a la zona de la explosión, fue recuperada por un grupo de cazadores y vigilantes locales hace dos semanas tras enfrentarse a los insurgentes de Boko Haram que habían tomado el control de la localidad días antes.

Por eso, aunque ningún grupo ha reivindicado el atentado, todas las sospechas apuntan a la milicia radical islámica, que perpetra numerosos ataques en los estados norteños de Adamawa, Borno y Yobe dentro de su lucha para instaurar un estado islámico en el país.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", mantiene una sanguinaria campaña que ha causado más de 3.000 muertes en lo que va de año, según datos del Gobierno nigeriano. 

Fuente: Agencias