Los saqueadores detenidos permanecen en el suelo tras ser detenidos por la policía en Johannesburgo, Sudáfrica, el 13 de julio de 2021. (EFE / EPA / KIM LUDBROOK).
Los saqueadores detenidos permanecen en el suelo tras ser detenidos por la policía en Johannesburgo, Sudáfrica, el 13 de julio de 2021. (EFE / EPA / KIM LUDBROOK).
Redacción EC

Lo que vive no es usual. Los disturbios -que ya suman varios muertos- son un reclamo a la reclusión del expresidente , acusado de corrupción.

MIRA: Sudáfrica: la ola de violencia y saqueos no cede y ya son 45 los muertos

La pregunta cae de madura: ¿en qué momento la ciudadanía defiende a un sindicado de corrupción?

Pues resulta que Zuma no es un presidente cualquiera, por lo que los actos de corrupción que se le atañen -y que habría llevado a cabo durante su , entre el 2009 y el 2018- son cuestionados por los ciudadanos.

El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma. (REUTERS).
El expresidente de Sudáfrica, Jacob Zuma. (REUTERS).

En esta nota, te explicamos la relevancia de Zuma y la razón por la que tanto señalamiento es ignorado por cierta parte de los ciudadanos.

MIRA: Apartheid: cómo fue el cruel régimen segregacionista racial que hace 30 años llegó a su fin en Sudáfrica
Imagen de las protestas y desmanes causadas por los simpatizantes de Zuma. (AP).
Imagen de las protestas y desmanes causadas por los simpatizantes de Zuma. (AP).

ACUSACIONES Y SENTENCIAS

A finales de la semana pasada, Jacob Zuma se entregó a la policía. Él ya había sido condenado a quince meses de cárcel desafiar una instrucción a principios de febrero” de este año, y no le quedó otra opción que rendirse.

¿De qué se le acusaba?

Según, la investigación dirigida por el vicepresidente del Tribunal Supremo, Raymond Zondo, trata de comprobar los actos de corrupción que Zuma habría realizado cuando “estuvo en el poder, entre el 2009 y 2018”.

El medio : “En la investigación judicial [...] se han escuchado testimonios condenatorios de exministros del gabinete y altos ejecutivos de corporaciones estatales. Ellos aseguran que Zuma permitió que sus asociados [...] influyeran en los nombramientos de su gabinete y en los contratos lucrativos”.

Entre las manifestaciones, también vandalismo y saqueos a centros comerciales. (AP).
Entre las manifestaciones, también vandalismo y saqueos a centros comerciales. (AP).

A ello se le suma otra investigación sobre su participación un negocio de armas en 1999, cuando era vicepresidente”. Según parece, él habría recibido sobornos, en un caso por el que su asesor financiero ya está en la cárcel.

Pero Zuma parece estar blindado. Valdría recordar que, , lo acusaron de violación. Al año siguiente fue absuelto y, cuatro años más tarde, ganó las elecciones presidenciales.

En el 2018, y a “la creciente evidencia de corrupción desenfrenada”, fue obligado a renunciar por presión del Congreso Nacional Africano.

EL UNGIDO

La caída en desgracia de Jacob Zuma es un hito en la historia contemporánea de Sudáfrica: se trata del primer presidente en ser procesado por corrupción.

Y el contexto cobra nuevas dimensiones si se tiene en cuenta que Zuma estuvo involucrado en la lucha por los derechos de los negros.

Jacob Zuma junto a Nelson Mandela y al exmandatario sudafricano Thabo Mbeki. (AFP).
Jacob Zuma junto a Nelson Mandela y al exmandatario sudafricano Thabo Mbeki. (AFP).

Lo cuenta : “Es una de las principales figuras del movimiento de liberación convertido en partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA). En la década de los noventa, Zuma fue encarcelado por defender los derechos de los negros frente a la minoría blanca para que fueran considerados ciudadanos de pleno derecho”.

En ese sentido, habría que prestarle atención a una frase de la agencia : “él encarna lo mejor y lo peor de Sudáfrica”. De preso político por el apartheid a funcionario corrupto.

Cuando la CNA estaba proscrito bajo el apartheid, era el temido jefe de inteligencia, duro contra los traidores y los informantes del régimen. También pasó 10 años en la prisión de Robben Island, al lado de Nelson Mandela”.

A ello habría que su origen zulú y que mantiene algunas costumbres antiguas. Por ejemplo, tiene cuatro esposas y “al menos 20 hijos”, mientras que a veces viste “piel de leopardo” para ser parte de “danzas tribales”.

Y su segundo nombre, Gedleyihlekisa, ‘el que ríe de sus enemigos’ en zulú.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS