La bomba lanzada en Nagasaki, bautizada en inglés como Fat man (Hombre gordo) por su forma oronda, dejó destrucción y acabó con la vida de unas 75.000 personas de las 240.000 que habitaban la ciudad en japonesa en 1945. (Foto: AP)
La bomba lanzada en Nagasaki, bautizada en inglés como Fat man (Hombre gordo) por su forma oronda, dejó destrucción y acabó con la vida de unas 75.000 personas de las 240.000 que habitaban la ciudad en japonesa en 1945. (Foto: AP)
Francisco Sanz Gutiérrez

Editor de Mundo

francisco.sanz@comercio.com.pe