Combatientes talibanes montan guardia en un puesto de control en Kandahar, Afganistán, el 17 de agosto de 2021. (EFE / EPA / STRINGER).
Combatientes talibanes montan guardia en un puesto de control en Kandahar, Afganistán, el 17 de agosto de 2021. (EFE / EPA / STRINGER).
Agencia AFP

Agencia de noticias

Los , que tomaron el domingo la capital de , Kabul, al tiempo que el presidente Ashraf Ghani abandonó el país, gobernaron entre 1996 y 2001 imponiendo una rigurosa interpretación de la Sharia (ley musulmana).

MIRA: EN VIVO | Los talibanes toman el palacio presidencial de Afganistán y claman “victoria” | VIDEO

Estas son 8 claves para conocer a este movimiento radical:

1.- Estudiantes de religión

En 1994, el movimiento de los talibanes (“estudiantes en religión”) apareció en Afganistán, un país devastado por la guerra contra los soviéticos (1979-89) y que enfrentaba una lucha fratricida entre muyahidines desde la caída del régimen comunista en Kabul, ocurrida en 1992.

MIRA: El presidente Afganistán abandonó el país ante la caída inminente de Kabul en manos de los talibanes

Formados en las madrasas (escuelas coránicas) del vecino Pakistán, donde estos islamistas suníes se refugiaron durante el conflicto con los soviéticos, los talibanes estaban encabezados por el misterioso mulá Mohammad Omar, fallecido en 2003, y sucedido por el mulá Akhtar Mansur, asesinado en 2016 en Pakistán.

MIRA: EN VIVO | Lo último de la caída de Afganistán en manos de los talibanes

Actualmente, los talibanes están dirigidos por Haibatullah Akhundzada y el mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador del movimiento, encabeza el ala política.

Como la mayoría de la población afgana, ellos son esencialmente pastunes, el grupo étnico que ha dominado el país casi ininterrumpidamente durante dos siglos.

Un combatiente talibán se para junto a un vehículo en una calle de la provincia de Laghman el 15 de agosto de 2021. (AFP).
Un combatiente talibán se para junto a un vehículo en una calle de la provincia de Laghman el 15 de agosto de 2021. (AFP).

2.- Ascenso fulgurante

Los talibanes prometían restablecer el orden y la justicia, y fue así como lograron un ascenso fulgurante, con el apoyo de Pakistán y la aprobación tácita de Estados Unidos.

En octubre de 1994, casi sin luchar tomaron Kandahar, la antigua capital real.

MIRA: EE.UU. pide evitar el aeropuerto de Kabul, donde podría haber un incendio en medio de la ofensiva de los talibanes

Dotados de un arsenal militar y un gran tesoro de guerra que les permitía comprar a los comandantes locales, se apoderaron de Kabul el 27 de septiembre de 1996.

Afganistán desde la ocupación soviética. (AFP).
Afganistán desde la ocupación soviética. (AFP).

3.- Régimen de terror

Cuando estuvieron en el poder, los talibanes impusieron una estricta ley islámica que prohibía los juegos, la música, las fotografías y la televisión. Negó a las mujeres el derecho de trabajar y las escuelas para niñas fueron cerradas.

En marzo de 2001, la destrucción con dinamita de los budas gigantes de Bamiyán (centro) provocó la indignación internacional.

La sede del poder se trasladó a Kandahar, donde el mulá Omar vivía recluido en una casa construida por Osama bin Laden, líder de Al Qaida.

El territorio de los talibanes se convirtió en un santuario para los yihadistas de todo el mundo, que llegaban hasta allí para entrenarse, en particular los de Al Qaeda.

Afganistán, los bandos enfrentados. (AFP).
Afganistán, los bandos enfrentados. (AFP).

4.- Capitulación

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, perpetrados por Al Qaida, Washington y sus aliados de la OTAN lanzaron una amplia operación militar en el país el 7 de octubre de ese mismo año, después de que el régimen talibán se negara a entregar a Bin Laden.

El 6 de diciembre capitularon. Tanto los dirigentes talibanes como los de Al Qaida huyeron al sur y el este del país y también a Pakistán.

5.- Rebelión sangrienta

Los ataques y emboscadas contra las fuerzas armadas occidentales se multiplicaron.

En julio de 2015, Pakistán acogió las primeras conversaciones directas, apoyadas por Estados Unidos y China, entre el gobierno afgano y los talibanes.

6.- Acuerdo histórico

A mediados de 2018, estadounidenses y talibanes iniciaron unas discretas negociaciones en Doha, interrumpidas varias veces tras los ataques contra las tropas de EEUU.

El 29 de febrero de 2020, Washington firmó un acuerdo histórico con los talibanes, que preveía la retirada de los soldados extranjeros a cambio de garantías de seguridad y la apertura de negociaciones.

El avance de los talibanes en Afganistán. (AFP).
El avance de los talibanes en Afganistán. (AFP).

7.- Retirada estadounidense y ofensiva talibana

El 8 de julio de 2021, el presidente estadounidense Joe Biden declara que la retirada de sus fuerzas, que comenzó en mayo, se “completará el 31 de agosto”.

Los talibanes, a la ofensiva desde mayo, llegaron el 15 de agosto a las puertas de Kabul, después de haber tomado el control de casi todo el país sin encontrar gran resistencia.

El presidente Ashraf Ghani abandona Afganistán el domingo, según un ex vicepresidente. El gobierno afgano promete una transición pacífica.

Afganistán: las imágenes que muestran el caos y la desesperación tras la toma de control de los talibanes
Escenas de terror se repiten en el Aeropuerto Internacional de Kabul mientras la gente trata de huir de Afganistán después de que los combatientes talibanes tomaran la capital.

8.- Opio e impuestos

Los talibanes se financian principalmente a través de actividades criminales como el cultivo de la amapola de la que extraen opio y heroína, es decir del tráfico de drogas, pero también de la extorsión a empresas locales y rescates obtenidos tras secuestros.

“Una buena parte de sus ingresos provienen también de la recolección de impuestos”, explica Charles Kupchan, del Council on Foreign Relations. Se volvieron expertos en gravar casi todo lo que pasaba por los territorios que controlaban, ya fueran proyectos de gobierno o negocios, agrega.

“Afganistán no será más un país de cultivo de opio”, aseguró sin embargo el martes el vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid. La producción será prácticamente “reducida a cero” de nuevo, agregó en referencia a la prohibición vigente cuando controlaban el país, hasta 2001.

Por ahora y pese a los miles de millones gastados durante años por la comunidad internacional para erradicar la amapola, Afganistán produce más de 80% del opio mundial.

Cientos de miles de puestos de trabajo dependen de ese negocio en un país gangrenado por el desempleo tras 40 años de conflicto.

Los talibanes reconocen que la mejora de la economía pasa por la ayuda extranjera.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

_________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Jovenel Moise: presidente de Haití fue asesinado en su casa por un comando armado.
El presidente de Haití fue asesinado el miércoles por un comando integrado por personas extranjeras, según la versión oficial del Gobierno. (Video: AFP)

TE PUEDE INTERESAR