En , los fabricantes de bicicletas están viviendo un resurgimiento gracias al rápido desarrollo de los servicios de las bicicletas compartidas.

La bicicleta fue muy popular en el país en los años 1960-1970, pero a medida que aumentaba la capacidad adquisitiva de los chinos, estos se decantaron por los autos, símbolo de estatus social. Sin embargo, debido a los problemas de tráfico que los automóviles ocasionan, las bicicletas se han vuelto a poner de moda. 

Los nuevos servicios de bicicletas compartidas permiten que los ciudadanos escapen de los atascos y al abarrotado transporte público con un costo de apenas un yuan (0,15 dólares) por hora. Los usuarios pueden utilizar la bicicleta empleando una aplicación en el móvil y dejarla en cualquier lugar para el próximo cliente.

En los últimos años han surgido 29 empresas que ofrecen este servicio, que han desplegado en las calles más de tres millones de bicicletas. La demanda nacional puede ascender a 20 millones, según Liu Xuequan, responsable de la asociación de la industria de la bicicleta con sede en Tianjin, la mayor base de la producción de estos vehículos.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...

TAGS RELACIONADOS