Un trabajador toma viales de vacunas para inspeccionar en el taller del fabricante de vacunas Wuhan Institute of Biological Products en Wuhan, provincia de Hubei, China. (Foto: Reuters)
Un trabajador toma viales de vacunas para inspeccionar en el taller del fabricante de vacunas Wuhan Institute of Biological Products en Wuhan, provincia de Hubei, China. (Foto: Reuters)
Agencia EFE

Agencia de noticias

Las anunciaron hoy que se ha sancionado a un segundo fabricante de vacunas por productos de calidad inferior a la requerida, en medio de una revisión nacional del sector tras el último escándalo de vacunas deficientes.

El problema en la compañía Wuhan Biology fue detectado en 2017 y las dosis restantes fueron destruidas hace dos meses, aunque las autoridades lo han divulgado ahora en un aparente intento de mostrar la eficacia de las inspecciones.

Una inspección en 2017 mostró que problemas en la maquinaria de envasado hicieron que la triple vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina sufriera una distribución desigual del producto en sus viales, señaló la Oficina de Alimentos y Medicamentos en un comunicado publicado en internet.

Un trabajador es visto en el taller de fabricación del fabricante de vacunas Wuhan Institute of Biological Products en Wuhan, provincia de Hubei, China. (Foto: Reuters)
Un trabajador es visto en el taller de fabricación del fabricante de vacunas Wuhan Institute of Biological Products en Wuhan, provincia de Hubei, China. (Foto: Reuters)

Un total de 400.520 unidades fueron producidas con este problema, y fueron distribuidas en la ciudad de Chongqing y la provincia de Hebei.

Las vacunas que no habían sido utilizadas fueron retiradas del sistema sanitario y destruidas el pasado 29 de mayo. La compañía ha sido sancionada, aunque el comunicado no detalla qué tipo de castigo se le impuso.

La información llega justo una semana después de que el Gobierno chino lanzara una revisión a gran escala del sector de las vacunas, que tiene 46 fabricantes, después de que se supiera que otra empresa, Changsheng Biotech, había falseado datos sobre producción y calidad de 113.000 dosis contra la rabia.

Las autoridades han ordenado la detención de 18 personas de esta empresa, que ya había sido multada el año pasado por la poca efectividad de su triple vacuna contra difteria, tosferina y tétanos.

Varios cientos de miles de niños han sido inoculados con vacunas de dudosa efectividad.

El funcionario a cargo de los programas de inmunización en la provincia de Shandong (este), Song Lizhi, se intentó suicidar ante el alcance de las protestas y críticas tras conocerse que 210.000 niños de esa provincia habían recibido vacunas defectuosas de Changsheng Biotech, informaron hoy medios locales.

Por otro lado, un reducido grupo de padres se manifestó hoy ante la Comisión Nacional de Salud, según se pudo ver en redes sociales, para protestar por la falta de confianza en el sistema nacional de vacunas y pedir más medidas que den seguridad a la población.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS