Corea del Norte se prepara para una cuarta prueba nuclear
Corea del Norte se prepara para una cuarta prueba nuclear
Redacción EC

Corea del Norte parece encontrarse en plenos preparativos para un cuarto ensayo nuclear, informó este viernes un centro de estudios estadounidense especializado en el seguimiento de este país, poco antes de la llegada del presidente Barack Obama a Seúl, reseñó la agencia AFP.

Imágenes tomadas desde satélites hace dos días muestran un aumento de las actividades en el sitio de Punggye-ri, donde se desarrollan las pruebas nucleares de Pyongyang, las que estarían vinculadas "probablemente a la preparación de una nueva detonación", según el instituto estadounidense-surcoreano de la universidad Johns Hopkins.

Esta semana, Seúl había señalado que había detectado en este mismo sitio señales de preparación para un ensayo nuclear, que podría llevarse a cabo durante la visita de 48 horas que Obama realizará desde este viernes a Seúl.

El presidente estadounidense es esperado este viernes en la capital de Corea del Sur, como parte de su gira asiática que comenzó el miércoles en Tokio.

El análisis de las imágenes sugieren un claro aumento de las actividades -presencia de más vehículos, transporte de materiales...- cerca de las entradas a los dos túneles donde tuvieron lugar las tres explosiones subterráneas anteriores, agrega el instituto en su sitio '38 North'.

También se pueden ver en las imágenes vehículos de comando y de control, seguramente encargados de asegurar las comunicaciones entre el sitio y otras estructuras.

Anteriormente, Corea del Norte realizó tres pruebas nucleares: en octubre del 2006, en mayo del 2009 y en febrero del 2013, ensayos prohibidos por la ONU y, que en cada una de estas ocasiones, provocó un aumento de las sanciones internacionales contra el país asiático.

Los analistas están divididos en cuanto a la probabilidad de que esta cuarta prueba tenga lugar simultáneamenta a la visita de Obama. Algunos consideran que Pyongyang busca sobre todos hacerle 'castañear los dientes' a algunos, pero prefiere evitar la cólera de China, su único aliado de peso.

Desde Tokio, Obama llamó a China a disuadir a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear. Las tentaciones nucleares con el régimen comunista norcoreano generan "la situación más desestabilizante, más peligrosa en toda la región Asia-Pacífico", aseguró el presidente de Estados Unidos.