En esta foto del 1 de febrero de 2020, los trabajadores de una funeraria trasladan el cuerpo de una persona sospechosa de coronavirus en Wuhan, en la provincia de Hubei, en China. Foto: Chinatopix via AP, File
En esta foto del 1 de febrero de 2020, los trabajadores de una funeraria trasladan el cuerpo de una persona sospechosa de coronavirus en Wuhan, en la provincia de Hubei, en China. Foto: Chinatopix via AP, File

Wuhan [EFE/AFP]. El foco de la pandemia de de la ciudad de () revisó hoy el número de muertes provocadas por la enfermedad en la urbe y añadió 1.290 más a las 2.579 anunciadas hasta el momento, hasta alcanzar las 3.869 informó la agencia estatal de noticias china Xihnua.

La propia Comisión Nacional de Salud había informado apenas tres horas antes de que el número total de muertos en Wuhan se situaba en 2.579 mientras que en la provincia de Hubei se elevaban a 3.222 los fallecidos.

Según Xinhua, el Gobierno municipal de Wuhan ha revisado también al alza el número total de casos de coronavirus, aunque el porcentaje de aumento es menor: 325 casos más hasta los 50.333 frente a los 50.008 de los que había informado la Comisión Nacional de Salud horas antes.

En una notificación, indica la agencia estatal, el centro general para el control y la prevención de la pandemia de la municipalidad de Wuhan dijo que “las revisiones se han hecho de acuerdo a las leyes y regulaciones, así como al principio de ser responsable ante la historia, el pueblo y los fallecidos”.

“Esto asegura que la información sobre la pandemia de la COVID-19 en la ciudad es abierta y transparente, y que los datos son precisos”, afirma la notificación, según Xinhua.

Además, señala cuatro razones para las “discrepancias” de los datos.

La primera es que “un creciente número de pacientes al principio de la epidemia desbordó los recursos médicos y la capacidad de admisión de las instituciones médicas” por lo que “algunos pacientes murieron en su casa sin ser tratados en los hospitales”.

La segunda argumenta que en el apogeo de la epidemia en Wuhan, los hospitales operaron “más allá de sus capacidades” y el personal médico “estaba absorto por salvar y tratar a los pacientes”, lo que resultó en que se informase de forma “tardía, con omisiones y errónea”.

La tercera razón asegura que, debido al rápido crecimiento de los hospitales designados para tratar a los pacientes de COVID-19 -incluidos provinciales, municipales, privados y construidos temporalmente-, “unas pocas instituciones médicas no se vincularon a la red de información epidémica y fallaron en informar de sus datos a tiempo”.

Y el cuarto argumento afirma que la información registrada sobre los pacientes fallecidos “fue incompleta y había repeticiones y errores” en los reportes suministrados.

Según Xinhua, un oficial del centro de control de la epidemia dijo a los medios que un grupo de tratamiento de datos sobre la enfermedad fue establecido a finales de marzo.

Este grupo utilizó información de sistemas online y “recolectó toda la información de todas los lugares relacionadas” con la epidemia para “asegurar que los hechos sobre cada caso son precisos y que cada número es objetivo y correcto”, según el oficial, citado de forma anónima por la agencia estatal.

“Lo que queda detrás de la epidemia son las vidas y la salud de las personas, así como la credibilidad del gobierno”, dijo el mismo oficial y añadió que la “oportuna” revisión de los números, entre otras cosas, muestra respeto para cada vida".

EE.UU. investiga si coronavirus salió de un laboratorio de Wuhan

El gobierno deno parece excluir la hipótesis de que el que ha originado una pandemia que deja más de 137.000 muertos en el mundo pudiera provenir de un laboratorio en la ciudad china de , y evoca una “investigación” para conocer sobre su origen.

“Llevamos a cabo una investigación exhaustiva sobre todo lo que podamos saber de cómo el virus se propagó, contaminó el mundo y provoco tal tragedia”, declaró el jefe de la diplomacia estadounidense, , en la cadena Fox News.

Pompeo fue preguntado el miércoles por la noche por un artículo del Washington Post que afirma que la embajada de Estados Unidos en Pekín alertó al Departamento de Estado hace dos años sobre medidas de seguridad insuficientes en un laboratorio de Wuhan que estudiaba el coronavirus en los murciélagos.

También fue preguntado sobre informaciones de Fox News según las cuales “múltiples fuentes” piensan que el actual coronavirus, detectado por primera vez justamente en Wuhan en diciembre, salió de ese laboratorio -aunque se trataría de un virus natural y no un agente patógeno creado por los chinos-, cuya “fuga” habría sido posible debido a malos protocolos de seguridad.

Pompeo no desmintió ninguna de esas informaciones.

También preguntado el miércoles durante su conferencia de prensa diaria sobre la crisis sanitaria, el presidente Donald Trump se mostró evasivo.

“Puedo decirles que cada vez conocemos un poco más esta historia. Vamos a ver”, respondió Trump, asegurando que esta “horrible situación” debe ser objeto de un “examen muy profundo”.

Pero se negó a precisar si abordó el tema del laboratorio con su homólogo chino, Xi Jinping.

Según han dicho hasta ahora los expertos, el nuevo coronavirus apareció a fines de 2019 en un mercado de Wuhan donde se venden vivos animales exóticos, como los murciélagos. El virus de origen animal pudo haber mutado y transmitido al hombre.

Pero la tesis difundida por Fox News es un tanto diferente.

Sin confirmarla, el secretario de Estado sí dijo: “Lo que sabemos es que este virus nació en Wuhan, China”. “Lo que sabemos es que el Instituto de virología de Wuhan está a unos pocos kilómetros del mercado”, insistió.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Obama respalda a Biden para las elecciones presidenciales de Estados Unidos. (AFP).


TE PUEDE INTERESAR