Los residentes reciben pruebas de COVID-19, en Ruili, en la provincia de Yunnan, suroeste de China, el 15 de septiembre de 2020. (Foto de STR / AFP)
Los residentes reciben pruebas de COVID-19, en Ruili, en la provincia de Yunnan, suroeste de China, el 15 de septiembre de 2020. (Foto de STR / AFP)

Beijing.- Los 210.000 habitantes de la ciudad de Ruili, situada en la provincia de Yunnan, en la frontera de con Birmania, quedaron confinados tras la aparición de tres casos de , anunció este martes la alcaldía.

Todos los habitantes deben permanecer en su casa y deberán someterse a un test, agregó la alcaldía.

Los comercios deberán permanecer cerrados, salvo los supermercados, los almacenes de alimentos y las farmacias, se indicó.

Los enfermos de COVID-19 llegaron provenientes de Birmania, señaló la alcaldía, que prometió castigar severamente a las personas que cruzan ilegalmente la frontera.

Ruili está separada por un río de la localidad birmana de Muse, conocida por sus casinos y por ser un lugar de tráfico de armas y drogas.

MIRA: Italia: millones de niños vuelven a la escuela tras seis meses de cierre por la pandemia | FOTOS

En los últimos meses, China registró varios focos de contagio, uno de ellos en Beijing, que fueron rápidamente controlados con medidas de confinamiento, identificación de los casos-contacto y cuarentenas individuales.

El martes, el ministerio chino de Salud dio cuenta de ocho enfermos adcionales de COVID-19 en China, todos ellos provenientes del extranjero.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

China: Xi Jinping asegura que su país pasó la “prueba” de la COVID-19

TE PUEDE INTERESAR