Japón dejará que los pasajeros de mayor edad del crucero Princess Diamond, y los que sufran enfermedades crónicas, abandonen pronto la embarcación que permanece amarrada en Yokohama. (REUTERS/Issei Kato).
Japón dejará que los pasajeros de mayor edad del crucero Princess Diamond, y los que sufran enfermedades crónicas, abandonen pronto la embarcación que permanece amarrada en Yokohama. (REUTERS/Issei Kato).
Redacción EC

Tokio [AFP]. Exámenes de laboratorio confirmaron 44 nuevos casos de contagio con el virus COVIR-19 entre las personas en cuarentena a bordo de un crucero frente a las costas de , y ha decidido autorizar el desembarco de ciertos mayores de 80 años y enfermos que den negativo para finalizar el aislamiento en tierra.

Son ya 218 los casos detectados en el crucero Princess Diamond, cuyos alrededor de 3.700 pasajeros (entre viajeros y tripulación) fueron puestos en cuarentena el pasado 3 de febrero en aguas frente al puerto de la ciudad de Yokohama, al sur de Tokio, tras conocerse que un pasajero que desembarcó en Hong Kong era portador del virus.

En su rueda de prensa diaria para dar cuenta de los resultados a bordo, el ministro de Salud de Japón, Katsunobu Kato, detalló que estos positivos se engloban en las pruebas hechas a 221 personas.


Teniendo en cuenta a los cerca de la treintena de casos detectados en tierra, Japón ha confirmado ya 247 casos de bajo su jurisdicción, el mayor número fuera de China, donde los infectados ronda los 60.000, de los que 1.310 han muerto.

El Ministerio de Salud también anunció su decisión de autorizar el desembarco de aquellos mayores de 80 años con problemas de salud subyacentes cuyas habitaciones no tengan ventana (o no se abra) y enfermos crónicos en general que den negativo en las pruebas del virus y acepten terminar el período de cuarentena en instalaciones designadas por el Gobierno.

Un total de 3.600 personas están en cuarentena en el Diamond Princess. (REUTERS/Issei Kato).
Un total de 3.600 personas están en cuarentena en el Diamond Princess. (REUTERS/Issei Kato).

Las personas que permanecen a bordo del crucero han sido orientadas a continuar en sus cabinas, y autorizadas a realizar cortas salidas a los sectores abiertos del navío.

Todas esas personas recibieron instrucciones de utilizar máscaras sanitarias y mantener distancia en el contacto personal. Además, fueron distribuidos termómetros para que las personas puedan medir de forma regular su temperatura corporal.

Se estima que el navío con las personas a bordo deberán continuar en cuarentena hasta el 19 de febrero.

El crucero fue puesto en cuarentena al descubrirse que un pasajero que desembarcó en Hong Kong era portador del coronavirus. (AFP / CHARLY TRIBALLEAU).
El crucero fue puesto en cuarentena al descubrirse que un pasajero que desembarcó en Hong Kong era portador del coronavirus. (AFP / CHARLY TRIBALLEAU).

El Diamond Princess, de la estadounidense Princess Cruise Lines y que partió de Yokohama (al sur de Tokio) el 20 de enero y regresó el 3 de febrero tras parar en Hong Kong, Vietnam, Taiwán y los puertos nipones de Kagoshima y Okinawa, fue puesto en cuarentena al descubrirse que un pasajero que desembarcó en Hong Kong era portador del virus.