Trabajadores iraníes desinfectan el santuario Masumeh, en la ciudad de Qom, epicentro del coronavirus en Irán. (AFP / AGENCIA DE NOTICIAS DE FARS / MEHDI MARIZAD).
Trabajadores iraníes desinfectan el santuario Masumeh, en la ciudad de Qom, epicentro del coronavirus en Irán. (AFP / AGENCIA DE NOTICIAS DE FARS / MEHDI MARIZAD).
Redacción EC

Teherán [AP]. canceló los rezos del viernes en todas sus capitales de provincia ante la propagación de un nuevo , dijo el miércoles la televisora estatal.

El viernes es el principal día de oración en el islam, y tradicionalmente es un evento importante para los líderes religiosos de la República Islámica. La capital, Teherán, y otras zonas ya habían cancelado las plegarias la semana pasada a consecuencia del brote.

Irán anunció antes en el día que el COVID-19, la enfermedad causada por el virus, dejaba 92 fallecidos entre los 2.922 casos confirmados en toda la nación. Esta es la cifra de víctimas mortales más alta en el mundo solo por detrás de China, donde se registró el brote el pasado diciembre.

El portavoz del Ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour, anunció las nuevas cifras en una conferencia de prensa en la capital. Irán supera ahora en decesos a Italia, foco de otro importante brote que también se ha agravado.

En Medio Oriente hay ya más de 3.140 casos de coronavirus, y la mayoría de los registrados fuera de la República Islámica están ligados al país.

El virus ha infectado también a altos cargos del gobierno civil y de su teocracia chiita. En Irán, el virus ha afectado al gobierno más que en ningún otro país, incluido China, el epicentro del brote. En todo el mundo, hay más de 90.000 personas con COVID-19, que ha causado más de 3.100 fallecidos.

Un trabajador desinfecta el santuario Masumeh, en la ciudad de Qom. (AFP / AGENCIA DE NOTICIAS DE FARS / MEHDI MARIZAD).
Un trabajador desinfecta el santuario Masumeh, en la ciudad de Qom. (AFP / AGENCIA DE NOTICIAS DE FARS / MEHDI MARIZAD).

Los expertos temen que Teherán esté declarando una cantidad de casos menor a la real.

“El virus no tiene alas para volar”, señaló Jahanpour. “Nosotros somos los que lo transferimos de unos a otros”.

Durante una intervención en una reunión de su gobierno el miércoles, el presidente del país, Hassan Rouhani, reconoció que el virus está presente en casi todas las 31 provincias del país.

“Esta enfermedad está muy extendida”, dijo según una transcripción. “Abarca casi todas nuestras provincias y es, en cierto sentido, una enfermedad global con la que muchos países del mundo se han infectado, y debemos trabajar juntos para abordar este problema lo más rápido posible”.

Por otra parte, el viceministro de Salud de Arabia Saudí, Abdel-Fattah Mashat, dijo también el miércoles que los grupos que visiten La Meca desde otras partes del país tendrán prohibido realizar un peregrinaje conocido como umrah, según fue citado por la web de noticias Al-Yaum, ligada al estado. Estos grupos, de gran tamaño, suelen estar formados por residentes en el extranjero. Particulares y familias del reino pueden seguir visitando la ciudad.

La semana pasada, Arabia Saudí cerró los dos lugares más sagrados del islam _ La Meca y Medina _ a los visitantes extranjeros por el coronavirus. Esto alteró los planes de miles de musulmanes que ya se dirigían al país y podría afectar a millones más durante el mes sagrado del ayuno, el Ramadán, y el peregrinaje anual del haj, previstos para más adelante en el año.

_______________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus buscan cura para frenar virus

TE PUEDE INTERESAR