Trabajadores municipales iraquíes barren una calle frente a un dibujo gigante del papa Francisco en la pared de la iglesia católica Sayidat al-Nejat (Nuestra Señora de la Liberación), en la capital de Irak, Bagdad, el 26 de febrero de 2021. (Foto de AHMAD AL-RUBAYE / AFP).
Trabajadores municipales iraquíes barren una calle frente a un dibujo gigante del papa Francisco en la pared de la iglesia católica Sayidat al-Nejat (Nuestra Señora de la Liberación), en la capital de Irak, Bagdad, el 26 de febrero de 2021. (Foto de AHMAD AL-RUBAYE / AFP).
Agencia EFE

Agencia de noticias

El embajador del Vaticano en Bagdad, el nuncio apostólico Metja Leskovar, ha dado positivo por COVID-19 a una semana de la visita del papa Francisco a Irak, aunque el programa del viaje no se modificará, informaron este domingo a Efe fuentes de la nunciatura.

“El embajador dio positivo de coronavirus, pero tiene síntomas leves y se ha aislado del resto de personas”, afirmó una fuente de la nunciatura por teléfono, que pidió el anonimato.

Leskovar, de 51 años, “continúa su trabajo para organizar la visita de Su Santidad el Papa a Irak”, indicó la fuente que añadió que “la infección del embajador no afectará la visita de Su Santidad”, que tendrá lugar del 5 al 8 de marzo.

El pontífice se suele alojar en las nunciaturas de los países que visita, pero no se ha dado detalles sobre dónde dormirá en Irak.

Leskovar, de origen esloveno y en el puesto desde mayo de 2020, ha preparado el viaje del papa Francisco durante las últimas semanas viajando a diversos lugares de Irak.

PORTAVOZ DE AL SISTANI TAMBIÉN DIO POSITIVO

El pasado 25 de febrero, el portavoz de la máxima autoridad chií de Irak, Ali al Sistani, que se reunirá en la ciudad sagrada de Nayaf con el papa Francisco, también dio positivo en coronavirus, aunque no se ha informado hasta el momento si finalmente se encontrarán.

Se trata del primer viaje apostólico que realiza el papa después de más de un año debido a la pandemia y de una visita que tenía desde hace tiempo en mente para apoyar a la minoría cristiana en el país, víctima de la persecución de los yihadistas del grupo Estado Islámico y de la violencia en los últimos años.

Hasta el momento, Irak ha contabilizado más de 690.000 casos de coronavirus y 13.300 muertes, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud en un momento en el que país ha impuesto medidas severas para limitar el movimiento en el país.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más