Foto referencial. Un avión de combate de defensa de Taiwan despega desde la Base de la Fuerza Aérea Penghu, en la isla Magong en septiembre de 2020. (Sam Sí / AFP)
Foto referencial. Un avión de combate de defensa de Taiwan despega desde la Base de la Fuerza Aérea Penghu, en la isla Magong en septiembre de 2020. (Sam Sí / AFP)
Redacción EC

El Ministerio de Defensa de denunció que trece aviones de combate sobrepasaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) taiwanesa en la noche del sábado, el mayor número en un solo día en lo que va del año.

Según un comunicado de la cartera taiwanesa, se trata de un avión antisubmarino Y-8, ocho bombarderos Xian H-6K y cuatro aviones de combate Shenyang J-16.

“Estas intrusiones llevaron a la Fuerza Aérea de Taiwán a responder con medidas apropiadas y efectivas”, afirmó el ministerio, las cuales pasaron por enviar cazas para monitorear los aviones militares chinos, emitir advertencias por radio y movilizar activos de defensa aérea hasta que finalmente abandonaron la ADIZ.

Según la agencia estatal CNA, la cifra de incursiones por parte de aviones militares chinos ha aumentado en los últimos meses.

Las tensiones entre Beijing y Taipéi aumentaron considerablemente durante el mandato del expresidente estadounidense Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular.

Primer mensaje del gobierno de Joe Biden

El compromiso de Estados Unidos con Taiwán es “sólido como una roca”, declaró Washington el sábado por la noche, después de que varios aviones de China penetraran en el espacio aéreo de la isla horas antes.

Esas declaraciones son las primeras sobre Taiwán desde la investidura del presidente estadounidense, Joe Biden, esta semana.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, indicó en un comunicado que “nota con preocupación la tendencia actual de la RPC (República Popular de China) de intimidar a sus vecinos, incluido Taiwán” e instó a “Beijing a cesar sus presiones militares, diplomáticas y económicas” contra la isla.

Taiwán se separó de China al final de la guerra civil en 1949. Sus 23 millones de habitantes viven bajo la amenaza constante de una invasión de China continental, cuyos dirigentes consideran que la isla es parte de su territorio.

A pesar de sus vínculos diplomáticos con Beijing, Washington es el mayor apoyo militar de Taipéi.

China, que se opone a que los demás países mantengan relaciones oficiales con Taiwán, trata de aislar la isla en el ámbito diplomático.

El expresidente estadounidense Donald Trump había reforzado los contactos con Taipéi durante su pulso diplomático y comercial con China.

El gigante asiático ha mostrado su deseo de emprender un nuevo camino en las relaciones bilaterales con el gobierno de Biden.

El jueves pidió a Washington que “trate los problemas relacionados con Taiwán de forma cautelosa y apropiada para evitar perjudicar las relaciones entre China y Estados Unidos”.

Pero se espera que Biden mantenga una línea dura hacia Beijing, ya que la protección de Taiwán goza de un gran apoyo entre demócratas y republicanos en Estados Unidos.

El año pasado, la aviación china entró 380 veces en la zona de la defensa aérea de Taiwán, un récord, y esa tendencia parece continuar tras la llegada al poder del demócrata Joe Biden.

La cancillería taiwanesa agradeció a Estados Unidos su apoyo “a pesar de las presiones actuales de Beijing”.

Con información de EFE y AFP.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR