El hospital de Wardieh dañado se muestra a raíz de la explosión en Beirut (Líbano). Imagen del miércoles 5 de agosto de 2020. (STR / AFP).
El hospital de Wardieh dañado se muestra a raíz de la explosión en Beirut (Líbano). Imagen del miércoles 5 de agosto de 2020. (STR / AFP).
Redacción EC

El Comercio

buenas.practicas@comercio.com.pe

Más de la mitad de los hospitales de , entre ellos tres de los más importantes, no funcionan, advirtió este miércoles el director regional de emergencias de la Richard Brennan, una semana después de la violenta explosión que destruyó parte de la capital del Líbano.

MIRA: Putin asegura que Rusia tiene la primera vacuna aprobada contra el COVID-19

Tras evaluar el estado de 55 clínicas y centros de salud en la capital libanesa, “sabemos que un poco más del 50% no funcionan”, dijo Brennan en una conferencia de prensa telemática en El Cairo, donde precisó que tres de los principales hospitales están fuera de servicio y otros otros tres no funcionan a plena capacidad.

Beirut fue sacudida el 4 de agosto por una gigantesca deflagración en el puerto de Beirut, causada por un incendio de un depósito donde había, según les autoridades, 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

MIRA: Putin dice que una de sus hijas fue inoculada con la vacuna rusa contra el coronavirus: “Se siente bien”

La explosión mató, según nuevo balance, a 171 personas y dejó 6.000 heridos en una ciudad en la cual barrios enteros son apenas campos de ruinas tambaleantes.

Recordemos también que la renuncia del gobierno de Líbano abrió el martes una fase de negociaciones y debates para encontrar quien tome las riendas en un país.

MIRA: Los habitantes de Wuhan, la ciudad china donde surgió el coronavirus, abandonan las mascarillas | FOTOS

Desde el otoño boreal de 2019, el país es escenario de un levantamiento popular inédito, en el que miles de libaneses salen a las calles para denunciar las dificultades económicas que no hacen más que empeorar y a una clase política sin cambios desde decenas de años, acusada de corrupción e incompetencia.

Para apaciguar las calles tras la explosión, el gobierno de Hassan Diab presentó su renuncia el lunes. Pero a una semana exacta de la tragedia del puerto, los libaneses exigen ver a los responsables ante la Justicia y piden que se les rindan cuentas por la negligencia del Estado.

“La república se desmorona”, tituló el martes el diario francófono L’Orient-Le jour.

”El apocalipsis del 4 de agosto fue la manifestación más dura y severa del mal funcionamiento de las instituciones y del aparato estatal”, dijo el diario en su editorial.Nombrado a fines de enero, el gobierno de Diab estaba formado por un solo campo político, el del movimiento chiita de Hezbolá y sus aliados.

Diab había sido criticado durante varios meses por su incapacidad para responder a la crisis económica, la depreciación histórica de la libra libanesa, la escasez de combustible y la hiperinflación.

(Fuente: AFP)

VIDEO RECOMENDADO

Sputnik V: Temores detrás de la vacuna de Rusia contra el coronavirus

TE PUEDE INTERESAR