Un convoy militar turco de tanques y vehículos blindados pasa por la ciudad siria de Dana, en la provincia de Idlib. (AFP / AAREF WATAD).
Un convoy militar turco de tanques y vehículos blindados pasa por la ciudad siria de Dana, en la provincia de Idlib. (AFP / AAREF WATAD).

Estambul [AFP]. Las fuerzas turcas mataron a varios soldados del régimen sirio como respuesta a un bombardeo de artillería que dejó cuatro muertos en el bando turco, afirmó el lunes el presidente .

Según Erdogan, “entre 30 y 35” soldados sirios murieron en la replica turca.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó por su parte de la muerte de seis soldados sirios.

“Las fuerzas turcas dispararon decenas de cohetes en un ataque en represalia que continúo hasta la madrugada contra las fuerzas del régimen en el sur de la ciudad de Saraqeb”, indicó esta oenegé, que dispone de una amplia red de contactos en Siria.

Más temprano, cuatro soldados turcos murieron y nueve resultaron heridos el lunes por disparos de artillería del régimen sirio en la región de Idlib, en el noroeste de Siria, anunció el ministerio turco de Defensa.

“Cuatro de nuestros hermanos de armas cayeron como mártires y nueve fueron heridos, uno de ellos grave, por disparos de artillería intensos de las fuerzas del régimen”, declaró el ministerio en un comunicado, añadiendo que el ejército turco había replicado y “destruido varios objetivos”.

El portavoz del presidente Erodgan, Ibrahim Kalin, también dijo que el ejército turco había reaccionado y dio a entender que se tomarían más medidas de represalia.

"La sangre de nuestros soldados no quedará sin venganza, los culpables rendirán cuentas", afirmó en Twitter.

Turquía desplegó militares en 12 puestos de observación en la región de Idlib, en el marco de un acuerdo concluido con Rusia para poner fin a la violencia en este último bastión dominado por yihadistas y rebeldes en Siria.

Pero las fuerzas del régimen de Bashar Al Asad, respaldadas por Moscú, intensificaron desde hace varias semanas su ofensiva en esta provincia y multiplicaron los bombardeos.

Ankara, que apoya a los grupos rebeldes sirios, alzó el tono estos últimos días y criticó a Rusia, con quien colabora estrechamente en Siria.