En esta foto de archivo, tomada en octubre de 2017, el activista Tam Tak-chi camina con una pancarta negra hacia la oficina de Enlace de China, después de una marcha de protesta anual en el día nacional de China, en Hong Kong. (Anthony WALLACE / AFP)
En esta foto de archivo, tomada en octubre de 2017, el activista Tam Tak-chi camina con una pancarta negra hacia la oficina de Enlace de China, después de una marcha de protesta anual en el día nacional de China, en Hong Kong. (Anthony WALLACE / AFP)

Hong Kong.- El activista opositor al Gobierno de , Tam Tak-chi, se convirtió hoy en la primera persona desde el regreso de la ciudad a jurisdicción china, en 1997, contra la que se presentan cargos judiciales bajo una ley de sedición de la época colonial.

Tam, uno de los líderes del partido opositor Poder Popular (People Power), se enfrenta a seis cargos, entre ellos los de “pronunciar palabras sediciosas” o “actuar en espacios públicos de forma que se altere el orden público”, tras comparecer ante un tribunal después de permanecer más de 48 horas bajo custodia policial, explica el diario local South China Morning Post.

El activista fue arrestado este domingo por la unidad de la policía encargada de hacer cumplir la controvertida ley de seguridad nacional impuesta por Beijing para la antigua colonia británica en respuesta a las protestas que se sucedieron en la ciudad desde mediados del año pasado, a pesar de que no se le detuvo bajo la citada normativa.

Según las autoridades, Tam había montado múltiples puestos callejeros entre junio y agosto y se le investiga por supuestamente incitar al “descontento y desafección” entre los ciudadanos, así como al “odio y desprecio” hacia el Gobierno.

La citada ley de sedición de la era colonial, que no se había utilizado en la ciudad desde el fin de la dominación británica, contempla penas de dos años y de 5.000 dólares hongkoneses (645 dólares, 546 euros) para las personas detenidas por primera vez por “pronunciar palabras sediciosas”.

MIRA: China: Periodista australiana fue detenida por razones de “seguridad nacional”

El cargo de “actuar en espacios públicos de forma que se altere el orden público” tiene una pena máxima de 12 meses en prisión y también sanciones económicas de 5.000 dólares hongkoneses.

Tam también afrontará un cargo de incitación a participar en una manifestación ilegal en enero, presentado contra él hace dos meses, que le podría suponer hasta cinco años de prisión.

El activista opositor se encontraba en libertad tras haber abonado una fianza en efectivo de 100.000 dólares hongkoneses (12.902 dólares, 10.923 euros).

MIRA: Justicia de Ecuador ratifica 8 años de cárcel para Rafael Correa por corrupción

El pasado 30 de junio, Beijing impuso en la ciudad la polémica ley de seguridad nacional, que sanciona con penas de hasta cadena perpetua actos como la secesión o la confabulación con fuerzas extranjeras, lo que provocó temores entre muchos hongkoneses y una reacción condenatoria de parte de la comunidad internacional.

Desde entonces, en la ciudad semiautónoma de China se han sucedido numerosas redadas policiales y detenciones de destacados activistas, ante lo que algunos de ellos han optado por exiliarse para tratar de evitar represalias por actividades que, bajo la nueva legislación, podrían ser constitutivas de delito.

Fuente: EFE

MIRA: California lucha contra su segunda oleada de incendios forestales en plena ola de calor

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS