Manifestantes aceptan negociar con el gobierno de Hong Kong
Manifestantes aceptan negociar con el gobierno de Hong Kong
Redacción EC

Hong Kong (DPA)

El gobierno de y las asociaciones estudiantiles llegaron hoy a un acuerdo para entablar conversaciones con el objetivo de hallar una salida a la crisis política que atraviesa la ex colonia británica, donde se celebran desde hace una semana prodemocráticas.

Según fuentes gubernamentales, las autoridades aceptaron en gran medida las condiciones planteadas por los estudiantes. Entre estas figuran que se celebren varias rondas de conversaciones y que se implementen sus resultados cuando haya consenso.

Las conversaciones comenzarán "tan pronto como sea posible", probablemente esta semana, según se anunció.

"Esperamos mantener un diálogo amistoso mutuo aceptable", dijo la subsecretaria para asuntos constitucionales, Lau Kong-wa. "Hicimos buenos progresos esta noche" en las reuniones preparatorias, agregó.

El dirigente estudiantil Lester Shum confirmó el acuerdo, pero exigió que la policía no haga uso de la fuerza ni desaloje las protestas hasta que las conversaciones no hayan concluido y arrojado resultados fructíferos.

"Todos esperaremos a ver cómo actúa el gobierno para ver si es una táctica de dilación o si realmente quiere un diálogo", indicó el dirigente estudiantil Alex Chow.

Los estudiantes se proponen debatir con todos los participantes del movimiento qué temas deberán tratar. "Esperamos que las negociaciones no se queden en pura charla o consultas", dijo Shum.

Las protestas estallaron hace más de una semana cuando el gobierno central de decidió nominar los candidatos que se presentarán a las elecciones en las que se definirá el próximo gobierno de Hong Kong. Según las disposiciones, la ex colonia celebraría en 2017 sus primeras elecciones directas, pero debería hacerlo entre los candidatos dispuestos por Beijing.

El número de manifestantes que se alzó contra la disposición se redujo hoy claramente. Muchos tenían que ir a trabajar o sencillamente estaban agotados.

Muchos ciudadanos salieron más temprano de lo habitual de sus casas por los problemas en el transporte, ya que siguen bloqueadas numerosas calles en Admiralty -la zona de gobierno- y Causeway Bay, en la isla de Hong Kong, y en la popular zona de compras de Mong Kok en la península de Kowloon.

Los mercados financieros abrieron como es habitual, al igual que muchos bancos que operan en los barrios afectados. Solamente siguen cerradas siete filiales, señaló el gobierno.

Las oficinas públicas y las escuelas volvieron a funcionar después de que los estudiantes acataran un ultimátum del gobierno y levantaran al menos una parte de las barricadas.

Unos 3.000 funcionarios públicos pudieron volver al trabajo sin dificultad y también regresaron a clases los alumnos de secundaria. Las escuelas primarias e infantiles permanecieron en cambio cerradas.

El jefe del gobierno local, , instó a través de un video a poner fin a las protestas para reestablecer el orden social y profirió advertencias para evitar tensiones como las registradas este fin de semana.