Beirut. [AFP]. Al menos 18 civiles murieron este sábado en bombardeos del régimen de en la provincia de , la víspera de la entrada en vigor de un alto el fuego anunciado por Moscú, aliado de Damasco, informó una ONG.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), siete civiles perdieron la vida en la ciudad de Idlib y el resto en pequeños pueblos cercanos.

Entre los civiles figuran tres niños que murieron en Benniche, dos en Al Nayrab y uno en Idlib, según el OSDH, que tiene una amplia red de informantes en este país en guerra.

En la ciudad de Idlib, los bombardeos se dirigieron contra un barrio donde está una universidad y un centro cultural, según el OSDH. Un corresponsal de la AFP en el lugar vio decenas de estudiantes, muchos de ellos llorando, huir de la zona.

Anuncio de alto el fuego

El ejército ruso anunció el jueves la entrada en vigor de un alto el fuego en la región de Idlib, dominada por yihadistas en el noroeste de Siria, según un acuerdo con Ankara.

"Se instauró un alto el fuego en la zona de seguridad de Idlib, conforme a un acuerdo con la parte turca” indicó el Centro ruso para la reconciliación en Siria mediante un comunicado, sin más precisiones.

A pesar de una tregua que ya fue anunciada en agosto, el régimen sirio apoyado por Moscú multiplicó en las últimas semanas los bombardeos en Idlib, último bastión de los rebeldes, algunos de los cuales son apoyados por Ankara, lo que provocó un flujo de habitantes desplazados hacia Turquía.

En diciembre solamente, unas 284.000 personas fueron desplazadas por los bombardeos y los combates, en particular en el sur de la provincia de Idlib, según la ONU.



TAGS RELACIONADOS