Sri Lanka fue blanco el domingo de ataques terroristas contra iglesias y hoteles que dejaron al menos 290 muertos. (EFE).

, blanco de varios atentados que el domingo dejaron al menos 290 muertos, es una isla del Océano Índico que alberga un mosaico étnico y religioso y sufrió hasta el 2009 más de treinta años de conflicto de los separatistas tamiles.

Ubicada frente a la punta sur del subcontinente indio, la isla de 65 mil metros cuadrados (un poco más que el departamento de Arequipa) tiene 21,4 millones de habitantes, dos terceras partes de los cuales son cingaleses.




Los tamiles, segunda etnia del país, representan algo más del 15% de la población, y están concentrados en el norte y noreste del país.

Sri Lanka tiene 21.4 millones de habitantes. (AFP).
Sri Lanka tiene 21.4 millones de habitantes. (AFP).

La gran mayoría de los habitantes de Sri Lanka son budistas (70,2%, principalmente cingaleses), mientras que los hindúes, en su mayoría tamiles, representan el 12,6%, los musulmanes el 9,7% y los católicos el 6,1%.

La isla, conocida históricamente como Ceilán, estuvo bajo control portugués (1505-1656) y holandés (1656-1796) antes de pasar por un breve reinado propio (1798-1815). En 1815, se convirtió en colonia británica y consiguió su independencia definitiva en 1948.

AFP.
AFP.

—País de conflictos—

A comienzos de los años 70, la guerrilla de los Tigres Tamiles inició una rebelión que se zanjó en el 2009 con la muerte de su líder, Vellupillai Prabhakaran, y la firma de un acuerdo de paz con el gobierno de mayoría cingalesa. La guerra causó 100.000 muertos.

El conflicto, cuyo escenario principal fue el norte del país, tuvo un carácter étnico entre los tamiles, que son predominantemente hindúes procedentes de la India, y los cingaleses, que son budistas.

Los Tigres Tamiles fueron los pioneros del terrorismo suicida moderno, según explica un artículo del diario "El País" de España. Además, el gobierno del cingalés Mahinda Rajapaksa (2005-2015) estuvo marcado por una sangrienta persecución contra la etnia tamil.
Eso conllevó a que durante el conflicto armado murieran más de 40 mil civiles, según una comisión de la ONU, aunque otras fuentes elevan esta cifra a entre 60 mil y 100 mil fallecidos.

El domingo, al menos 290 personas murieron en 8 atentados contra iglesias y hoteles de Sri Lanka. (Bloomberg).
El domingo, al menos 290 personas murieron en 8 atentados contra iglesias y hoteles de Sri Lanka. (Bloomberg).

La paz pactada en el 2009 se vio interrumpida desde hace cinco años, con el aumento de enfrentamientos entre extremistas budistas y musulmanes.

En el 2017, se produjeron al menos 16 incidentes violentos contra musulmanes, que llevaron a la creación de "comités de reconciliación" en todos los distritos del país y a que en el 2018 el Gobierno declarase durante diez días el estado de emergencia –por primera vez desde el 2011– tras unos disturbios contra los musulmanes que dejaron tres muertos.

La minoría católica, víctima de los atentados del domingo, no suele ser blanco de la violencia.

A este convulso escenario se suma que en enero el actual presidente, Maithripala Sirisena, ascendió a número dos del ejército a un general acusado por la ONU de crímenes de guerra contra los tamiles, lo que generó indignación entre defensores de los derechos humanos.

—Turismo en alza—

Pese a los violentos conflictos, el turismo en Sri Lanka ha crecido de forma sostenida desde la firma de la paz hace diez años.

Según datos del Banco Mundial, la isla ha pasado en solo dos décadas de recibir 360.000 visitantes (1997) a 2,1 millones (2017).

Esto ha significado un desarrollo industrial que permite ver un crecimiento del PBI que ahora alcanza los US$87.715 millones y una renta per cápita de US$3.850, según datos del 2016.

-Lista negra-

El gobierno ceilandés mantiene una lista de por lo menos ocho organizaciones ‘prohibidas’. Los Tigres Tamiles encabezan la lista.
superan fronteras.

Al menos siete de esas organizaciones representan a los tamiles, algunas han sido fundadas en el extranjero por exiliados.

AFP.
AFP.

-Los ataques de domingo de pascua-

Pero todo lo avanzado en Sri Lanka tras la guerra civil puede sufrir un frenazo tras los atentados del domingo contra iglesias cristianas y hoteles llenos de extranjeros que dejaron al menos 290 muertos y más de 500 heridos. 

Este lunes, el gobierno acusó al grupo islamista local, el National Thowheeth Jama'ath (NTJ), estar detrás de los atentados suicidas.