Tensión en Pakistán por marcha para derrocar al Gobierno
Tensión en Pakistán por marcha para derrocar al Gobierno
Redacción EC

Islamabad, Reuters

Miles de policías antimotines pakistaníes tomaban posiciones el martes para defender una zona diplomática y política después de que un clérigo y líder opositor amenazara con marchar hacia el Parlamento para derrocar al primer ministro.

El Ministerio del Interior advirtió que desplegará soldados para detener a los manifestantes.

El anuncio tenía como objetivo enviar un mensaje al país proclive a los golpes de Estado respecto a que las protestas no tienen el respaldo de los militares.

Las manifestaciones han agregado presión sobre el Gobierno de 15 meses que lucha por superar el alto nivel de desempleo, los cortes diarios de energía eléctrica y la insurgencia talibán.

El duelo también ha planteado interrogantes sobre la estabilidad de Pakistán, un país de 180 millones de habitantes y que cuenta con armas nucleares.

Las protestas son lideradas por el ex jugador internacional de cricket Imran Khan, jefe del tercer mayor partido político del país, y por el clérigo Tahir ul-Qadri, quien controla una red de escuelas y organizaciones de caridad islámicas.

Khan acusa al primer ministro, , de haber arreglado las elecciones del año pasado. Qadri lo acusa de corrupción y ambos quieren que renuncie.

La policía estima que ambos líderes opositores cuentan con unos 55.000 simpatizantes.

Tanto Khan como Qadri han realizado manifestaciones en la capital desde el viernes con permiso del Gobierno. Sin embargo, se les ha prohibido entrar a la Zona Roja donde están ubicadas varias embajadas occidentales, el Parlamento y el despacho y la casa de Sharif.

Sus protestas han tenido lugar en forma separada debido a que ambos tienen simpatizantes diferentes y planes distintos tras una eventual salida de Sharif.

Sin embargo, Qadri dijo el martes que sus partidarios marcharían hacia el Parlamento, un día después de que Khan pidió a sus seguidores que hicieran lo mismo.

"El Parlamento del pueblo (...) ha decidido hacer su manifestación frente al Parlamento", anunció Qadri el martes por la noche en referencia a sus manifestantes, ante gritos de aprobación de la multitud.

El ministro del Interior, Chaudhry Nisar, anunció que los militares coordinarán la defensa de la Zona Roja.

"El Gobierno ha decidido entregar la seguridad de la Zona Roja de Islamabad al Ejército", declaró en una conferencia de prensa.

Algunos analistas sostienen que Khan y Qadri están aprovechando un deterioro en la relación entre Sharif y los militares.

Sharif enfadó a los militares porque retrasó una operación contra los talibanes al insistir en continuar por meses con inútiles negociaciones de paz y al enjuiciar por traición al ex jefe de Estado Mayor . Musharraf derrocó a Sharif en un golpe en 1999.