Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Asia

Cómo se vive en Irán la escalada de tensión con Estados Unidos

Lejos de las amenazas y el cruce de declaraciones entre los representantes de los gobiernos de Teherán y Washington, así es como la población civil iraní percibe una crisis de escala internacional que se recrudece por momentos

BBC

Una amplia mayoría de iraníes tratan a Estados Unidos como una nación que ha intentado inmiscuirse, o al menos influenciar, en los asuntos de una región sensible, compleja y dividida. (Getty Images).

La tensión entre Estados Unidos e Irán sigue creciendo. Y desde hace meses se localiza en un punto clave: el estrecho de Ormuz.

El último episodio de la escalada entre ambos países fue el derribo de un dron estadounidense por parte de Irán y la respuesta abortada por Donald Trump, quien aseguró el viernes que ordenó un ataque pero luego decidió cancelarlo.

Irán dice que responderá con firmeza a cualquier amenaza de Estados Unidos

Trump planeó ataque contra Irán, pero lo canceló porque "morirían 150 personas"

Por qué Irán y EE.UU. están al borde de una guerra desde hace 40 años

Antes, Washington acusó a Teherán de estar detrás de los recientes ataques contra barcos petroleros en el golfo de Omán, e Irán anunció que pronto incumplirá sus compromisos del Plan Integral de Acción Conjunto (PAIC), el acuerdo internacional sobre su programa nuclear del que Estados Unidos se retiró.

BBC

El golfo de Omán es el nuevo punto de enfrentamiento entre Teherán y Washington.

El acuerdo fue firmado por Irán con Alemania y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia en 2015, pero Washington lo abandonó en mayo del pasado año y volvió a imponer sanciones a Teherán.

Es precisamente en esa decisión del gobierno de Donald Trump de abandonar el PAIC donde podemos encontrar la clave a la escalada de las últimas semanas.

Fuera de las implicaciones geopolíticas y las posiciones oficiales de Washington, Teherán y la comunidad internacional, las sanciones impuestas a Irán han complicado mucho la situación interna del país.

Así que en BBC Mundo nos preguntamos ¿cómo viven los iraníes, dentro y fuera del país, esta crisis de escala internacional?

El servicio persa de la BBC, varios expertos y comentarios en redes sociales nos han ayudado a distinguir tres tendencias principales, aunque no las únicas.

1. Los que apoyan la posición del régimen iraní a toda costa

Desde el servicio persa de la BBC afirman que los que más apoyan a las autoridades son quienes comparten la creencia de la necesidad de un gobierno que vigile el cumplimiento de la ley del islámica o sharia.

Para muchos dentro del país, es esta configuración del Estado la que les ha garantizado la independencia, le asegura a BBC Mundo Arshin Adib Moghaddam, que lleva más de una década investigando la política iraní y es profesor en la prestigiosa universidad SOAS de Londres.

"La Revolución de 1979 y los republicanos utópicos presentaron la República Islámica como una causa justa, una misión celestial para un mundo mejor. Esta noción romántica sigue viva, incluso entre los reformistas", dice Adib Moghaddam.

"Los iraníes saben que, por primera vez en su historia moderna, se independizaron de la influencia externa", agrega el profesor, quien exploró esta característica de la sociedad iraní en su último libro Psycho-nationalism.

Así que no se trata solo de una cuestión religiosa, sino también de orgullo nacional, como apunta Amir Ahmadi Arian, escritor y analista iraní.

Ahmadi recuerda que en las últimas dos décadas, EE.UU. ha ocupado dos vecinos de Irán: Afganistán e Irak.

"Si eres el gobierno iraní, quieres tener un elemento disuasorio que impida que las fuerzas ocupantes vuelvan a tocarte de nuevo", dice Ahmadi. Ese elemento desalentador es la capacidad nuclear.

Esta misma semana, el portavoz de la Organización de la Energía Nuclear de Irán, Behruz Kamalvandi, anunció que para finales de este mismo mes el país habrá superado el límite de uranio enriquecido acumulado.

Eso supondría un incumplimiento del acuerdo nuclear por el que Irán se comprometía a limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones.

BBC

El presidente iraní Hassan Rouhani pidió a los países europeos firmantes del acuerdo JCPOA mayor colaboración para aliviar los efectos de las sanciones impuestas por EE.UU.

El anuncio de Irán es, según interpretan algunos analistas, un intento de presionar para que la comunidad internacional encuentre un mecanismo para que el país pueda seguir vendiendo petróleo y realizando transacciones bancarias.

Las sanciones reimpuestas por Estados Unidos hicieron que la economía iraní se contrajera un 3,9% el año pasado, según datos del Fondo Monetario Internacional. Para 2019, el organismo prevé una reducción aún mayor: hasta el 6% de su PIB.

Para el común de los iraníes, esto se traduce en menos subsidios del estado, una subida de precios de los productos básicos, filas para comprar carne a precios controlados, mayor inflación, más corrupción, la erosión de la clase media iraní y la salida del país de cada vez más iraníes en busca de asilo, explica en una larga enumeración Amir Ahmadi.

Todo ello repercute en los iraníes simpatizantes del oficialismo en alimentar un odio ya de por sí exacerbado hacia Estados Unidos.

Es frecuente ver en las calles de Teherán manifestaciones con quema de banderas estadounidenses y carteles burlándose de representantes de la administración de Donald Trump.

BBC

Las sanciones de EE.UU. exacerban las manifestaciones de odio hacia Washington entre los iraníes que simpatizan con el oficialismo.

También las redes sociales sirven de termómetro para ver cómo una parte de la sociedad iraní percibe los continuos devenires de la relación entre sus país y Estados Unidos.

Traducción del farsi a español:"Cuando Jomenei (el líder supremo iraní)dice que no hay ninguna nación libre que acepte una negociación bajo presiones. Trump, el mentiroso, debería saber que el acuerdo entre EE.UU. e Irán nunca sucederá".

2. Los reformistas

Este segmento de la población iraní, explican desde el servicio persa de la BBC, ve insuficientes las medidas adoptadas por el gobierno iraní para paliar la crisis económica que ha acarreado la imposición de sanciones por parte de la administración estadounidense.

Algunos también critican la falta de libertades.

Pero no solo ellos quieren un cambio, también aquellos iraníes llamados de línea dura, asegura Adib Moghaddam.

La clave está, puntualiza, en la forma que adoptará esa transformación del régimen.

"La batalla en Irán es sobre la forma en que se debe interpretar esta República (islámica) y las reformas institucionales concretas. Se trata de un intercambio de ideas a largo plazo muy sofisticado entre el Estado y la sociedad, y son los iraníes quienes han ido consiguiendo incrementar las concesiones del Estado y no al revés", asegura Adib Moghaddam.

BBC

En los últimos años ha habido distintos movimientos de protestas en Irán reclamando reformas y más transparencia democrática. Estas son las marchas de la llamada "revolución verde" que tuvo lugar en 2009.

Este sector, que empezaba a ver cambios en la economía tras la firma del acuerdo nuclear, es quizás el que más decepcionado se siente por la pasividad del resto de firmantes del PAIC ante la actitud de Estados Unidos, reflexiona Ahmadi.

"La comunidad internacional se ha mostrado muy deshonesta y no apoyaron a Irán cuando Estados Unidos abandonó del acuerdo", dice.

La misma tesis comparte el profesor de pensamiento global y filosofías comparativas de SOAS.

Él piensa que hay ciertos sectores que "están consternados de que la Unión Europea no haya seguido sus promesas y que la llamada comunidad internacional haya permanecido en gran medida pasiva ante las amenazas de guerra del gobierno de Trump", asevera Adib Moghaddam.

BBC

Representantes de China, Francia, Alemania, la UE, Irán, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos en abril de 2015, cuando se anunció el acuerdo nuclear con Irán.

Pero incluso dentro de los que quieren el cambio, existe de nuevo ese temor por dejar que sean otros, fuera de los iraníes, quienes lo lideren.

Los periodistas del servicio persa explican que muchos en redes sociales han expresado temor ante la posibilidad de que se repitan los ya mencionados episodios de Irak y Afganistán.

Hay quienes incluso creen que lo ocurrido con los dos buques petroleros y el dron pueden ser pruebas fabricadas para justificar una intervención militar, al igual que en su día pasó con las armas de destrucción masiva y el régimen de Sadam Hussein, detalla el servicio persa de la BBC.

BBC

Masih Alinejad es una mujer iraní que inició hace seis años un movimiento en redes sociales que apela a las mujeres en Irán a quitarse el velo en algunas ocasiones.

Para este sector, el cambio debe venir desde dentro de la sociedad iraní, pero como ya apuntaron los expertos consultados, está por ver si se dará mediante la apertura del régimen ya existente o por una movilización interna que exija cambios más drásticos en la política doméstica del país.

3. Quienes quieren un cambio a cualquier precio

Estos son la minoría, y casi todos, esclarecen desde el servicio persa de la BBC, están fuera del país.

Abogan por una revolución interna o incluso una intervención por parte de otros países -no necesariamente militar- para precipitar la caída del gobierno en Irán.

Ellos son los más interesados en que la escalada de tensión entre Estados Unidos e Irán siga in crescendo.

Traducción del farsi a español: "No entiendo a aquellos que quieren elecciones libres bajo la supervisión de la república islámica. No se puede hacer nada bajo su mandato. Si quieren elecciones libres, deben deshacerse de la república islámica".

Pero, según el periodista Amir Ahmadi, quienes apoyan esta vía es "por desesperación" y como resultado de la "pérdida de esperanza".

BBC

Manifestación de iraníes en Estados Unidos pidiendo el fin del régimen iraní.

"Aquellos que viven en el exilio y llevan años sin ver a sus familias tienen mucha rabia contra el régimen iraní y quizás lo único que quieren es despertar de una pesadilla, aunque me temo que puedan acabar en una peor".

Para Adib Moghaddam, la capacidad de este sector es tan pequeña que sus demandas pueden tener pocas consecuencias en la política doméstica.

"Esta es una minoría muy pequeña e irrelevante en Irán y aún más insignificante fuera del país. Tienen una influencia insignificante y, por lo tanto, son insignificantes".

BBC

Muchos de los exiliados iraníes encuentran refugio en Estados Unidos.

Ambos expertos coinciden en que el actual clima de tensión entre Washington y Teherán solo refuerza los argumentos de aquellos con las posiciones más extremistas, tanto en Estados Unidos como en Irán, pero también que la crisis actual no traerá cambios significativos en la política interna.

"Pese a todas las sanciones, amenazas de guerra, etc... el estado iraní sigue siendo uno de los más estables en esa área del mundo y seguirá siéndolo. No hay duda sobre esto. Cualquiera que insinúe la posibilidad de un cambio de régimen está equivocado o es un ideólogo con ambiciones políticas", asegura Adib Moghaddam.

Para Ahmadi el cambio puede llegar eventualmente, pero descarta verlo con sus propios ojos: "Será lento, con muchos pasos atrás y adelante".


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ