El ex presidente catalán se marchó a Bélgica a fines de 2017 tras el intento de secesión de Cataluña de España. (AFP)
El ex presidente catalán se marchó a Bélgica a fines de 2017 tras el intento de secesión de Cataluña de España. (AFP)
Redacción EC

Bruselas. El líder independentista catalán Carles Puigdemont se presentó este viernes ante la justicia belga en el marco del mandato de extradición cursado por España, al que se opuso, aseguró su entorno en un comunicado.

Puigdemont, acompañado de sus abogados, compareció voluntariamente ante las autoridades belgas en relación con la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE)”, reza el comunicado enviado en la mañana.

El expresidente catalán, que se marchó a Bélgica a fines de 2017 tras el intento de secesión de Cataluña para esquivar las acciones judiciales en España, “recibió la notificación” de la euroorden y “se opuso a su entrega”, agrega.

La justicia española solicitó de nuevo su extradición, después de condenar a penas de hasta 13 años de prisión a exmiembros de su gobierno y otros líderes independentistas catalanes por el intento de secesión de Cataluña de España en 2017.

El Tribunal Supremo cursó así el lunes una tercera orden europea “por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos”, después de retirar dos anteriores que ya examinaban la justicia belga en 2017 y la alemana en 2018.

La justicia belga ya examinó en noviembre de 2017 un primer mandato, que la justicia española retiró un mes después, al considerar que su interpretación sobre los hechos podía generar una “distorsión” con el caso instruido entonces en España.

El magistrado belga decidió entonces dejarlo en libertad con condiciones, como no salir del país y comunicar un domicilio, mientras examinaba esa primera OEDE que el Tribunal Supremo acabo retirando.

Y, en julio de 2018, decidió retirar una segunda euroorden después que un tribunal en Alemania, donde había sido detenido, descartara extraditarlo por el grave cargo de rebelión, penado con hasta 25 años de cárcel, y sólo por malversación.

A diferencia de entonces, la nueva euroorden no contempla el delito de rebelión, sino sedición y malversación de caudales públicos por los que fue condenado a 13 años de prisión su mano derecha en el gobierno, Oriol Junqueras.

Fuente: AFP