Un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacudió el sábado la costa de  y dejó al menos 350 muertos, más de 2.000 heridos y daños materiales, según informó el presidente Rafael Correa.

El sismo se sintió con fuerza en Quito, a unos 170 kilómetros del origen, donde los residentes se reunían en las calles por temor a las réplicas.

"Estaba en casa viendo una película y comenzó todo a temblar, salí corriendo a la calle y no sé qué va a pasar", dijo Lorena Cazares, de 36 años, empleada de una empresa de comunicación en Quito.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) reportó que el movimiento tuvo una magnitud de 7,8 grados en la escala de Richter. 

El sismo ocurrió frente a las costas a una profundidad de 19 kilómetros, según el USGS. Residentes en Quito informaron que la electricidad y los servicios telefónicos se cortaron.

Fuente: Reuters