Terremoto en Taiwán de magnitud 6,4 dejó 10 muertos y más de 200 heridos. (Foto: EFE)
Terremoto en Taiwán de magnitud 6,4 dejó 10 muertos y más de 200 heridos. (Foto: EFE)
Redacción EC

Los servicios de rescate de seguían buscando este jueves en la ciudad de Hualien para intentar encontrar supervivientes, tras un terremoto de 6,4 grados de magnitud que dejó al menos 10 muertos y más de 200 heridos, además de 76 desaparecidos.

Ese terremoto de magnitud 6,4 provocó el hundimiento de los pisos inferiores del Yun Tsui, un edificio residencial de 12 plantas con un restaurante, comercios y un hotel, que quedó inclinado y amenaza con derrumbarse en cualquier momento.

Los equipos de rescate seguían centrando sus esfuerzos en ese inmueble a pesar del peligro provocado por las réplicas, una de las cuales alcanzó una magnitud de 5,7 durante la madrugada.

Las sacudidas entorpecieron su búsqueda de supervivientes, ya que tuvieron que salir corriendo varias veces del edificio por temor a que se viniera abajo.

Uno de los responsables de los bomberos de Hualien, Chu Che-min, comunicó a la AFP el hallazgo de otros dos cadáveres este jueves.

"Hemos encontrado el cuerpo de una china en el hotel del Yun Tsui esta mañana y localizado el cadáver de un empleado del hotel", dijo.

El servicio nacional de bomberos contabiliza por el momento 10 fallecidos, entre ellos tres ciudadanos de China continental que residían al parecer en el Beauty Stay Hotel, que se encontraba en el segundo piso del edificio.

Al menos 62 personas seguían desaparecidas desde el seísmo, entre ellas 47 solamente en el edificio Yun Tsui: 37 residentes y 10 clientes del hotel.

El terremoto del miércoles, el más violento que sufrió la ciudad en décadas, causó también más de 250 heridos.

Un habitante del vecindario vio tambalearse el Yun Tsui. "He visto cómo la planta baja se hundía en el suelo. Luego siguió hundiéndose e inclinándose aún más, y el cuarto piso se convirtió en la planta baja", contó Lu Chih-son, de 35 años, que asistió al rescate de una veintena de personas.

"Mi familia está indemne, pero un vecino sufrió una herida en la cabeza y sangra. No nos atrevemos a volver a casa. Hay numerosas réplicas", añadió.

Chen Chih-wei, de 80 años, estaba durmiendo en su apartamento del último piso del edificio cuando se produjo el sismo. "Mi cama quedó en posición vertical, estaba durmiendo y de repente estaba de pie", dijo a la AFP.

El anciano logró arrastrarse hasta el balcón para esperar a los efectivos de rescate.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, acudió al lugar. "Es un momento crucial para los socorristas. Nuestra prioridad es salvar vidas", escribió en la red social Facebook.

- "Turistas aterrados" -

Otros cinco edificios, entre ellos un hospital, se vieron afectados por el sismo, que dejó carreteras llenas de escombros y grietas y cerca de 2.000 casas sin electricidad.

Muchos habitantes no querían regresar a sus hogares por temor a las réplicas. Según las autoridades.

Un vecino de la ciudad, Blue Hsu, vio derrumbarse los pisos inferiores del hotel Marshal. "Se hundieron en el suelo y vi cómo rescataban a turistas aterrados", dijo.

El terremoto se registró a las 23H50 locales (15H50 GMT) y su epicentro se ubicó a unos 20 km al noreste del puerto de Hualien, indicó por su parte el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS).

El USGS precisó que este sismo se había registrado a muy poca profundidad, a unos 9,4 km.

La ciudad portuaria de Hualien es uno de los lugares más turísticos de Taiwán, por donde pasa la pintoresca línea de tren de la costa del este y cerca de la popular garganta Taroko.

Este sismo tuvo lugar después de que se registrara casi un centenar de pequeños temblores en la zona en los últimos tres días.

El del martes ocurrió casi dos años después de que un terremoto de magnitud similar provocara más de 100 muertos en la ciudad taiwanesa de Tainan. La mayoría de las víctimas se registraron en el hundimiento de un complejo residencial de 16 pisos.

Eso motivó que se pusiera en duda las normas de construcción del complejo, y cinco personas fueron condenadas a cinco años de prisión por este caso.

La isla de Taiwán, situada en la unión de dos placas tectónicas, se ve sacudida regularmente por temblores de tierra.

El sismo más mortífero de los últimos decenios, de magnitud 7,6, se produjo en septiembre de 1999 y dejó unos 2.400 muertos.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS