40 años de cárcel para 'Animal', miembro de la MS-13, por asesinar a un chico de 15 años.
40 años de cárcel para 'Animal', miembro de la MS-13, por asesinar a un chico de 15 años.
Redacción EC

Boston. Un miembro de la () que logró ser aceptado en la violenta pandilla asesinando a un joven de 15 años fue sentenciado en Estados Unidos a 40 años de prisión el martes.

Joel 'Animal' Martínez, un salvadoreño de 23 años, se declaró culpable en diciembre de conspiración para crimen organizado, que incluyó el asesinato en setiembre del 2015 de Javier de Paz Castro.

Fiscales federales en Massachusetts dijeron que Martínez admitió estar asociado con la MS-13 y alardeó sobre el acuchillamiento en una conversación grabada, diciendo: “Él me miró fijamente y me preguntó si lo iba a acuchillar. Yo le dije: ‘Sí, la Mara te gobierna’”.

Su abogado había pedido una sentencia más corta, diciendo que Martínez se vio forzado a sumarse a la MS-13.

"Muchos de los otros acusados hicieron lo mismo. El fanfarroneo del acusado es solo eso. Mi opinión es que Joel Martínez se sacrificó por las amenazas de la MS-13 hacia su familia que lo obligaron a unirse. Si él no se unía, los miembros de la familia serían asesinados", explicó abogado Peter L. Ettenberg.

'Animal', como se lo conoce en las calles, era miembro de una facción de la mara conocida como Eastside Loco Salvatrucha (ESLS) radicada en el este de Boston.

Tras el crimen, según la investigación de los fiscales del estado, Martínez fue reconocido como miembro pleno de la MS-13. Luego llegó el rito de iniciación, que fue grabado secretamente por los detectives que siguieron el caso.

El rito de iniciación consiste en que los miembros plenos de la Mara Salvatrucha golpean con los puños y patadas durante 13 segundos a quien será parte de la agrupación. A eso se sometió 'Animal' tras asesinar a Paz Castro.

El presidente Donald Trump denunció la semana pasada la crueldad de la MS-13 durante una mesa redonda en la Casa Blanca sobre las "ciudades santuario", jurisdicciones llamadas así por negarse a cooperar con el servicio de control migratorio del gobierno federal.

"Estamos expulsando gente del país (...) No se puede creer lo malas que son estas personas", dijo Trump. "Estas no son personas, son animales", agregó, lo que provocó fuertes reacciones de legisladores.

Trump ha llamado muchas veces la atención sobre el peligro que representa la MS-13 para sembrar el miedo a los inmigrantes latinoamericanos y reforzar su argumento sobre la necesidad de construir un muro fronterizo con México para frenar el crimen organizado.

Fuente: AP / AFP