Donald Trump le dio la bienvenida a AMLO en la Casa Blanca. Ambos mantienen una buena relación pese a sus diferencias ideológicas. (Foto: Nicholas Kamm / AFP).
Donald Trump le dio la bienvenida a AMLO en la Casa Blanca. Ambos mantienen una buena relación pese a sus diferencias ideológicas. (Foto: Nicholas Kamm / AFP).

Las relaciones entre México y Estados Unidos pasan del amor al odio continuamente. Ambos países comparten una enorme frontera y muchos intereses en común, por ello se trata de un vínculo complejo, pero necesario. La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador -- a su homólogo estadounidense, , es muestra de ello. En orillas políticas opuestas, ambos tienen una especial afinidad y han decidido reunirse en plena época de pandemia, pero con el foco en su relación comercial. Al respecto este Diario conversó con Gerardo Rodríguez, analista político y profesor de Seguridad Nacional de la Universidad de Las Américas, Puebla.

- Desde que llegó al gobierno en el 2018, el presidente de México ha evitado la confrontación con Donald Trump, mientras que en la campaña electoral le dijo “racista y xenófobo”. ¿Por qué ha ocurrido esto?

Pues qué bueno que cambió. Es diferente ser candidato y político, que ser presidente y jefe del Estado mexicano. Me parece que es correcto que haya comprendido que la relación con Estados Unidos es muy compleja y genera muchos sentimientos encontrados, pero México tiene que buscar alcanzar sus intereses nacionales. México ha logrado en los últimos años un crecimiento económico y desarrollo comercial que no tiene ningún otro país de América Latina en conjunto. México es una potencia comercial, y no hubiera salido adelante de la crisis económica de 1994 y 1995 sino hubiera sido por el apoyo financiero de Estados Unidos, a diferencia de lo que ocurrió con Argentina, por ejemplo. Además, en Estados Unidos viven cerca de 11 millones de mexicanos, lamentablemente el 40% de ellos son indocumentados. Entonces, no hay relación más importante para México que la que tiene con Estados Unidos, y a su vez, México es uno de los países más importantes para Estados Unidos en términos de su seguridad nacional y de su economía. Los estados del sur de EE.UU. viven de México, e igual los estados del norte de México viven de su relación comercial diaria con EE.UU. Por muchos años, México ha construido una relación cordial, pero que no ha sido ajena a muchos problemas. Es una de las relaciones más complicadas que hay en el mundo, pero creo que es positivo mantener una relación cordial con alguien con quien tenemos muchas diferencias.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su comitiva visita el monumento a Abraham Lincoln en Washington, antes de encontrarse con su homólogo estadounidense, Donald Trump. (EFE)
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su comitiva visita el monumento a Abraham Lincoln en Washington, antes de encontrarse con su homólogo estadounidense, Donald Trump. (EFE)

- Trump también ha tenido frases elogiosas hacia el presidente López Obrador, a diferencia de la relación tensa que tuvo con Enrique Peña Nieto. ¿Por qué Trump se ha llevado mejor con AMLO pese a sus diferencias ideológicas?

Yo creo que el presidente de México ha sabido manejar la psicología con Donald Trump. Al presidente de EE.UU. le gusta que le doren la píldora, que lo elogien, que no lo minimicen. Trump no es un intelectual y muchos presidentes en el mundo lo han minimizado en ese sentido. Yo creo que AMLO entiende que es el presidente de Estados Unidos y que tiene que tener con él una relación de respeto. Trump, a su vez, ha tenido gestos positivos hacia el presidente López Obrador. Pero además México está haciendo mucho por la seguridad de EE.UU., con la detención de inmigrantes indocumentados centroamericanos.

- En esa política migratoria hubo un cambio de discurso de López Obrador...

Claro. México está en un proceso de transición muy importante. Está llamado a ser la economía número 10 del mundo para el año 2030, el cual le acarrea costos, como es el tema de ser no solo un país de tránsito o de expulsión de migrantes, sino también un país que puede ser atractivo para otras naciones con menos desarrollo económico para asentarse en nuestro país. Va a haber muchas tensiones en el futuro, y creo que EE.UU. y México han decidido sellar su pacto de alianza estratégica para el futuro con la firma de este nuevo tratado de libre comercio, frente a países como China que están abiertamente en una guerra económica con EE.UU.

- ¿Esta afinidad se deberá al corte populista de ambos?

Sí, esa es una condición que comparten los dos. Llegan al poder a partir de movimientos políticos diferentes a los partidos tradicionales. Pero además los dos tienen elecciones cerca. Trump tiene la elección presidencial en noviembre y AMLO el próximo año buscará retener la mayoría en el Congreso. Muchos de mis colegas analistas dicen que el gran ganador de esta cita es el presidente Trump, pero están equivocados. Es el primer viaje al extranjero de AMLO como presidente y está siendo muy bien recibido por la Casa Blanca. El presidente López Obrador gana mucho con este viaje. A los dos les sirve, porque también desvían la atención del mal manejo que han tenido con la crisis pandémica.

- Entonces sí considera que es un momento apropiado para la cita...

Pues sí. Peña Nieto nunca tuvo un encuentro en Washington con Donald Trump, siempre fue en citas multilaterales. Entonces esto es un buen gesto. Yo lo simplifico así: si el socio más importante de tu empresa te invita a cenar a su casa, ¿rechazas la invitación, si está de por medio el futuro de tu empresa y de tu compañía? Pues no, sería una majadería. Obviamente hay tensiones, intereses encontrados y diferencias profundas, pero si están de por medio tus intereses económicos y políticos, tienes que aceptar encuentro y puedes ganar mucho de ese encuentro personal. En las relaciones internacionales, el primer nivel de análisis es el de los líderes, pues influye mucho la percepción que tienen los líderes de sus entornos y sus contrapartes.

- ¿Trump ha considerado mejor a López Obrador por su reacción en la política migratoria, al contener la ola de migrantes?

Yo creo que Donald Trump aprecia que México haya cambiado su política de control fronterizo y la haya endurecido, porque también está en el interés de México. Lo que sí, el presidente López Obrador no está siendo tan sensible con la agenda de los mexicanos que viven en Estados Unidos, y esa es la principal crítica de los líderes migrantes, de que habido poca sensibilidad. AMLO no se está metiendo en política migratoria de EE.UU., porque se trata de política interna. Nuestros consulados allá hacen un esfuerzo titánico en la protección de los derechos de los mexicanos. Pero por supuesto que para México lo mejor sería un cambio en la Casa Blanca.

- ¿A México le conviene una victoria de Biden?

Yo creo que sí, pero mientras tanto México tiene que tener una relación cordial con el actual jefe de Estado de Estados Unidos. Ahora, la relación con los demócratas tampoco ha sido tersa con México. Al menos sabemos que con los demócratas se relajarán las políticas migratorias, al menos en EE.UU., pero no implica que seguirá habiendo críticas hacia nuestro país.

VIDEO RECOMENDADO

AMLO fue criticado por decir a sus compatriotas que salgan en plena pandemia. (Twitter)

TE PUEDE INTERESAR