Pese a su tendencia conservadora, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, ha votado en varias ocasiones en consonancia con los magistrados más liberales. (Getty Images).
Pese a su tendencia conservadora, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, ha votado en varias ocasiones en consonancia con los magistrados más liberales. (Getty Images).
Redacción EC

A John Roberts no le tomó mucho tiempo sumarse a los liberales de la Corte Suprema que estaban en desacuerdo con las reformas propuestas por el presidente . Entonces se discutía sobre qué tanto se debía proteger a los ‘dreamers’, esas personas que llegaron indocumentadas a todavía siendo unos niños, y si era momento de botarlos del país.

MIRA: 5 cosas que pueden cambiar en EE.UU. ahora que en la Corte Suprema hay una supermayoría conservadora

Para él, no había suficiente sustento para eliminar la DACA, el programa creado por Barack Obama que evitaba que estos fueran deportados. Su voto inclinó la balanza.

Roberts, un conservador, se había salido del libreto: cuando muchos esperaban que diera más importancia a sus posturas políticas, él apoyó a los liberales.

No fue la primera vez que lo hizo.

Trump logra colocar a Barrett en la Corte Suprema a una semana de las elecciones

Roberts también ha bloqueado los intereses de los republicanos con respecto a la tenencia de armas. La última vez que la Corte Suprema se refirió al tema fue en el 2008, cuando se logró que portarlas fuera considerado como uno de los derechos fundamentales. Y con la llegada del conservador Brett Kavanaugh en el 2018 al tribunal, se pensó que se podía volver a tocar el tema y ampliar el derecho.

Bastan 4 jueces que estén de acuerdo para que la polémica se debata en la corte.

Pero Roberts se sumó a los liberales y el caso regresó a un tribunal inferior de Nueva York.

Esto no debería ser una sorpresa porque nosotros no tomamos decisiones pensando en la política [...] El caso es que cuando se vive en un ambiente políticamente polarizado, las personas suelen a ver todo en esos términos. Y así no es cómo funciona la corte, y los resultados dan prueba de ello”, fueron las palabras de Roberts recogidas por “”.

La última foto de los jueces de la Suprema Corte de EE.UU.. Sentados, de izquierda a derecha, Stephen G. Breyer, Clarence Thomas, John G. Roberts, Ruth Bader Ginsburg y  Samuel A. Alito. Parados, from left to right, Neil M. Gorsuch, Sonia Sotomayor, Elena Kaga y Brett M. Kavanaugh. (Foto: Fred Schilling, Collection of the Supreme Court of the United States)
La última foto de los jueces de la Suprema Corte de EE.UU.. Sentados, de izquierda a derecha, Stephen G. Breyer, Clarence Thomas, John G. Roberts, Ruth Bader Ginsburg y Samuel A. Alito. Parados, from left to right, Neil M. Gorsuch, Sonia Sotomayor, Elena Kaga y Brett M. Kavanaugh. (Foto: Fred Schilling, Collection of the Supreme Court of the United States)

OTRAS DECISIONES POLÉMICAS

No es tan cierto que Roberts sea un conservador que se volvió liberal. De hecho, la mejor forma de comprender su trabajo en la Corte Suprema es desligándolo de cualquier postura política.

Se recuerdan, por ejemplo, dos grandes casos. El primero tuvo que ver con lo que es conocido como Gerrymandering, término que hace referencia al cambio de los límites de los distritos electorales para beneficiar a un partido político en particular. Valdría recordar que la polémica llegó a la Suprema Corte porque se descubrió que esta había sido una práctica común en algunos lugares de Estados Unidos.

Él votó junto a los republicanos.

El segundo caso consistió en agregar una pregunta sobre ciudadanía en la ficha del censo. Roberts votó junto con los demócratas.

Elecciones USA: ¿Qué podría salir mal a la hora del conteo de votos en Estados Unidos?

Porque no por ser conservador va a dejar de lado la ley, e incluso sus gustos y preferencias. Se recuerda que Roberts aplaudió cuando le otorgaron el Nobel de Literatura a Bob Dylan, y que es un católico confeso.

En una entrevista, el juez mencionó que, a veces, la ley defiende actos con los que él no está de acuerdo. Recordó un caso en el que se había prendido fuego a una bandera, un “acto horripilante”.

Pero las personas no necesariamente se sienten como yo respecto a la bandera, y están en todo su derecho de expresar sus opiniones a través de la inocente acción de quemarla. Así que yo estuve de acuerdo con la decisión [de entender que el acto era protegido por la Primera Enmienda], pero eso no significa que yo esté de acuerdo con dicha conducta”, .

Ayer y con poco margen, el Senado confirmó a jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema de Estados Unidos. (AFP).
Ayer y con poco margen, el Senado confirmó a jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema de Estados Unidos. (AFP).

¿UN LOBO DISFRAZADO DE CORDERO?

John Roberts fue nominado a la Corte Suprema por George W. Bush, y tras el fallecimiento de uno de los jueces, él tomó su lugar.

Según , Roberts ha demostrado ser un conservador, lo que se puede observar en sus decisiones. “Ha votado consistentemente para quitarle peso a las leyes de derechos civiles. Ha votado en contra de controlar el flujo de dinero en las campañas políticas, en contra de los derechos para el aborto, en contra del matrimonio de personas del mismo sexo [...] Y aun así, ha sido cuestionado por muchos conservadores”.

Se recuerda: “Desde el origen de la humanidad hasta hace algunos años, para todas las personas que habitamos este planeta el matrimonio se definía como la unión de un hombre y una mujer. Pero ahora algunos jueces han dictado que todos los Estados cambien su definición para que coincida con una con la que están a favor”.

El mismo presidente Donald Trump ha dicho que los había “decepcionado”. Sobre todo, cuando se supo que su voto había sido crucial para mantener el Obama Care. “Lo que hizo fue inaceptable”, .

Los liberales lo consideraron un héroe.

Hay quienes anotan que Roberts continuará con su mirada conservadora de la ley. Según Joan Biskupic, autora del libro “The Chief: The Life and Turbulent Times of Chief Justice John Roberts”, la llegada de Kavanaugh ha creado “la corte que él siempre quiso”.

Con el ascenso de la también conservadora Amy Coney Barrett a la Corte Suprema -lo que da una supermayoría conservadora al tribunal (6 contra 3 liberales)- cobra mayor sentido lo que teme Biskupic.

Él ya no está en una posición de centro que tira hacia la izquierda. Ahora está liderando la corte para que se parezca a él mismo, y en ese sentido, la ley será lo que él diga que es”, sentenció Biskupic.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones USA: Donald Trump vota por anticipado en Florida 24/10/2020

TE PUEDE INTERESAR