Los manifestantes atan una cadena a la estatua del presidente Andrew Jackson en el centro de Lafayette Park frente a la Casa Blanca en un intento de derribarla. (REUTERS / Tom Brenner).
Los manifestantes atan una cadena a la estatua del presidente Andrew Jackson en el centro de Lafayette Park frente a la Casa Blanca en un intento de derribarla. (REUTERS / Tom Brenner).
Redacción EC

Washington [EFE]. Policías federales en evitaron este lunes con cargas que manifestantes derribaran la estatua del expresidente Andrew Jackson (1829-1837) enfrente de la Casa Blanca durante las protestas raciales que sacuden el país.

MIRA: Manifestantes derriban y queman estatua del general confederado Albert Pike en Washington, DC | FOTOS

Los manifestantes habían colocado ya cuerdas y cadenas en la estatua ecuestre cuando los policías dispersaron la protesta haciendo uso de gases lacrimógenos.

La estatua de Jackson se erige en el parque Lafayette, epicentro de las protestas raciales en Washington por su ubicación, justo enfrente de la residencia que ocupa Donald Trump.

Además de la de Jackson, en el parque hay estatuas del marqués de La Fayette, del conde de Rochambeau, del general polaco Tadeusz Kosciuszko y del barón prusiano von Steuben, todos ellos héroes de la independencia de Estados Unidos.

El parque Lafayette ya cobró protagonismo el pasado 1 de junio cuando policías dispersaron con cargas y gases a manifestantes pacíficos para que el presidente, Donald Trump, pudiera hacerse una fotografía con una Biblia en la mano frente a una iglesia cercana.

Manifestantes se enfrentan a la policía en el Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca. (EFE / EPA / MICHAEL REYNOLDS).
Manifestantes se enfrentan a la policía en el Parque Lafayette, frente a la Casa Blanca. (EFE / EPA / MICHAEL REYNOLDS).

Esta nueva oleada de protestas raciales en Estados Unidos, que empezó por el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de policías en Minneapolis, se ha caracterizado también por los ataques y derribos de estatuas a lo largo y ancho del país.

El principal objetivo de los manifestantes han sido los símbolos confederados -defensores de la esclavitud- que abundan sobre todo en los estados sureños, pero también han sido atacadas estatuas de los conquistadores españoles o de los "padres fundadores" de Estados Unidos.

En Washington, el pasado viernes, manifestantes derribaron la estatua del oficial confederado Albert Pike, que estaba ubicada frente a la comisaría central de la Policía Metropolitana del Distrito de Columbia y rodeada de edificios judiciales.

En respuesta al derribo de esa estatua, Trump criticó la gestión de las protestas en la capital que está haciendo la alcaldesa, la demócrata Muriel Bowser, quien por otro lado ha renombrado la calle anexa al parque Lafayette como "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan").

“La Policía del Distrito de Columbia no está haciendo su trabajo mientras observa cómo derriban y prenden fuego a una estatua. Esa gente debería ser arrestada de inmediato. ¡Una deshonra para nuestro país!”, afirmó el presidente.

________________________

VIDEO RECOMENDADO

George Floyd: los mensajes tras los funerales el caso que ha sacudido EE.UU.

TE PUEDE INTERESAR