Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en EEUU

¿Por qué el 2019 es un año clave para Trump y qué tan cerca está de un juicio político?

El presidente deberá lidiar con la nueva oposición demócrata en el Congreso y los resultados de las pesquisas sobre la trama rusa

Donald Trump

Año Nuevo: ¿Por qué el 2019 es un año clave para Donald Trump y qué tan cerca está de un juicio político? (Reuters).

El 2018 fue un año de sinsabores para Donald Trump. Aunque él no lo reconozca, obviamente. Las cifras económicas lo acompañan, pero las desazones políticas no han sido pocas. En noviembre, los republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes y en el 2019 tendrá a los demócratas empoderados en el Congreso y con sed de revancha.

Las conclusiones de la investigación especial del fiscal Robert Mueller llegarán en los próximos meses y los vientos del ‘impeachment’ ya empiezan a soplar.

Los retos son varios y Trump, que ya ha acostumbrado al mundo a sus inesperadas y controvertidas decisiones, sin duda dará varias sorpresas. Estos son algunos de los desafíos que le esperan en su país para el 2019:

1. El cierre del gobierno y el muro fronterizo

El 2019 no empieza de la mejor manera para el mandatario. El gobierno federal continúa cerrado y no se discutirá el tema hasta el 2 de enero en que el Senado volverá a sesionar. ¿El motivo de la paralización? Demócratas y republicanos habían llegado a un acuerdo para el presupuesto del próximo año fiscal, pero Trump se negó a firmarlo por no incluir los 5 mil millones de dólares para construir el muro fronterizo con México. Al no haber acuerdo, desde la medianoche del 22 de diciembre, varias oficinas públicas han dejado de funcionar.

Aunque es el tercer cierre del gobierno durante la era Trump, este es el más largo y se avizora más entrampado, teniendo en cuenta que en enero cambian las fuerzas en el Congreso. El presidente justo advirtió ayer que si no le daban el dinero para el muro iba a cerrar completamente la frontera con México.

El obstruccionismo legislativo será una de las características del 2019. “Los votantes estadounidenses están hartos de la disfunción en Washington. El cierre actual del gobierno solo está profundizando esa ira. Si Trump decide alejarse de su base electoral de línea dura (y no es un hombre de convicciones sólidas), puede encontrar a los demócratas dispuestos a negociar”, señala a El Comercio Carla Robbins, directora de la Maestría de Asuntos Internacionales del Baruch College.

2. La dura política migratoria

Trump seguirá empecinado en endurecer la política migratoria, una de sus principales promesas de campaña. Aunque amenazó diciendo que la caravana de migrantes centroamericanos era una “ola de criminales”, la muerte de dos menores de edad ilegales bajo custodia estadounidense puede convertirse en un escándalo similar a la separación de familias migrantes, y en el que incluso tuvo que mediar su hija Ivanka.

Estados Unidos

La guatemalteca Jakelin Caal, de siete años, murió en un hospital de Estados Unidos bajo custodia oficial tras cruzar ilegalmente la frontera en busca del "sueño americano". (Foto: Reuters)

reuters

3. El ‘Rusiagate’ y el temido juicio político

Gracias a las investigaciones del fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones del 2016, poco a poco fueron cayendo varios de los estrechos colaboradores de Trump. Paul Manafort, su ex jefe de campaña, y su ex abogado Michael Cohen han sido condenados y sus testimonios y delaciones podrían servir para llevar a juicio político al mandatario por obstrucción a la justicia.

Se espera que en febrero el fiscal entregue su reporte. Con la mayoría demócrata en el Congreso, las fichas estarían dadas para llevar a cabo el ‘impeachment’, pero la tarea no se avizora sencilla. "Algunos demócratas en la Cámara de Representantes –donde se debe iniciar la acusación contra el presidente– ya quieren que suceda. Pero el liderazgo demócrata sabe que es un rumbo político peligroso para el país. Si se demuestra que hubo colusión, y eso será difícil, entonces la gente podría pedir que Trump se vaya", afirma Robbins.

"Es probable que el tema del proceso de destitución sea muy discutido y paralice la capacidad de Washington para hacer cosas. Eso, en sí mismo, es un gran riesgo para las empresas", comentó a la cadena CNBC Steve Okun, asesor principal de la consultora estadounidense de geopolítica Asociados McLarty.

4. La ralentización de la economía

Los números han acompañado a Trump en este 2018, debido sobre todo al recorte de impuestos que aprobó en el 2017, pero para el próximo año las cifras no se prevén tan halagüeñas.

Varios economistas han vaticinado un crecimiento más lento, sobre todo por el aumento de la tasa de interés de la Reserva Federal, el impacto de la guerra comercial con China y la incertidumbre política sobre el cierre del gobierno y la posibilidad del ‘impeachment’.
Tanto Goldman Sachs como JP Morgan han pronosticado un crecimiento de la economía por debajo del 2% para la segunda mitad del 2019.

►43 latinos 
iniciarán en enero su labor en el nuevo Congreso. Se trata de la mayor representación hispana en la historia parlamentaria de EE.UU.

►Nuevos puestos
Varios funcionarios de alto perfil dejaron el Gobierno este año por desacuerdos con Trump, entre ellos su jefe de Gabinete y su secretario de Defensa. Sus reemplazos aún no han sido designados.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada