Módulos Temas Día

Más en EEUU

La masacre en Texas fue por "problemas domésticos"

La policía de Texas ya tiene elementos para determinar qué motivó a  Devin Kelley a atacar una iglesia y asesinar a 26 personas

Texas

Devin Kelley perpetró el peor ataque en Texas al asesinar a 26 personas en una iglesia bautista. (Foto: AP/ Video: AFP).

El autor de un tiroteo que dejó un saldo de 26 personas muertas el domingo en una iglesia en Texas, Devin Kelley, fue motivado por "problemas domésticos", dijo este lunes a la prensa Freeman Martin, responsable del cuerpo local de policía.

"Había un diferendo en esa familia", dijo Martin, quien añadió que la suegra de Kelley frecuentaba la iglesia donde ocurrió el ataque. Kelley, un ex soldado de la Fuerza Aérea estadounidense había sido llevado a corte marcial por violencia contra su esposa y uno hijo de ambos.

De acuerdo con Martin, Kelley sabía que su suegra asistía a esa iglesia y que antes del sangriento ataque había enviado "mensajes amenazadores".

Martin también descartó que la matanza se debiera a motivos raciales, religiosos o terroristas.

"No contemplamos que la acción de ayer se deba a motivos raciales o religiosos; sí podemos decirles que había una serie de problemas domésticos en su familia", enfatizó.

El domingo, Kelley -vestido completamente de negro y con un chaleco antibalas- abrió fuego con un arma automática contra personas que acompañaban un servicio religioso en una iglesia bautista en el pequeño poblado de Sutherland Springs (400 habitantes).

Kelley se dio a la fuga aunque fue perseguido por un hombre armado que presenció lo ocurrido y paró un automóvil que pasaba.

De acuerdo con uno de los testigos, el automóvil de Kelley se estrelló pero informes preliminares de la policía sugieren que se suicidó durante la persecución.

Entre los 26 muertos que dejó el tiroteo la policía identificó niños y ancianos que participaban de la ceremonia religiosa.

- Aparente suicidio -

El tirador fue descrito por las autoridades como un joven blanco que aparentemente se suicidó cuando huía en su auto y mientras era perseguido por dos ciudadanos.

"Creemos que él tenía una herida autoinfligida por arma de fuego", dijo el sheriff Joe Tackitt a la cadena CBS.

Kelley abrió fuego afuera de la iglesia antes de entrar y seguir disparando, dijo Martin.

"Cuando salía de la iglesia, un residente local tomó su rifle y enfrentó al sospechoso. El sospechoso dejó caer su arma y huyó. El ciudadano persiguió entonces al sospechoso", detalló Martin.

Las autoridades encontraron a Kelley muerto en su auto, que estrelló durante la persecución.

Múltiples armas fueron encontradas en el vehículo, que fue procesado por expertos en explosivos.

"Tenemos varias escenas de crimen. Tenemos la iglesia, afuera de la iglesia. Tenemos el lugar donde fue localizado el vehículo del sospechoso", dijo Martin.

"La tragedia se profundiza por el hecho de haber ocurrido en una iglesia, un lugar de adoración, donde estas personas fueron baleadas", dijo de su lado el gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtiendo que la cantidad de fallecidos podría aumentar.

Los heridos fueron llevados a varios hospitales con "heridas que van desde menores a muy severas", detalló Martin.

Entre los muertos está la hija de 14 años del pastor Frank Pomeroy, dijo el líder de la iglesia a ABC News.

Annabelle Renee Pomeroy "era una muy hermosa y especial niña", aseguró su padre, que estaba ausente en el momento de la masacre y volvía por carretera a Texas.

Entre las víctimas, algunas evacuadas en helicóptero, figura un niño de seis años llamado Rylan, que fue sometido a cirugía tras recibir cuatro disparos, dijo su tío a CBS News.

Otro pequeño de dos años también fue herido de bala, reportó un diario local.

Fuente: AFP / EFE

Tags Relacionados:

Estados Unidos

Texas

Devin Kelley

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías