'El Chapo': Los 100 primeros días del capo en cárcel de EE.UU.
Redacción EC

Joaquín  fue extraditado de México a Estados Unidos hace 100 días. Cuando Donald Trump juraba su cargo como presidente, el capo del narcotráfico se veía por primera vez con un juez de Nueva York.

Guzmán ha pasado su primer trimestre encerrado bajo estrictas condiciones en una prisión de Manhattan donde debe permanecer 23 horas del día en su celda, con las luces encendidas todo el tiempo, y no tiene permitido hablar con su esposa ni otros familiares. Puede ejercitarse durante una hora en una pequeña celda sin aire ni luz solar, según una carta enviada por sus abogados en marzo a los fiscales de Amnistía Internacional.

Y así permanecerá, dictaminó el jueves un juez de Nueva York, aunque podrá enviar mensajes previamente controlados a su esposa por razones personales y ayudar a preparar su defensa legal. El capo mexicano regresará este viernes en la mañana a una corte de Brooklyn.

Para el juez Brian Cogan de Brooklyn existen buenas razones para las inusuales medidas que se han tomado con Guzmán, quien escapó de dos cárceles mexicanas.

"Estamos sumamente decepcionados de que el señor Guzmán y su esposa no puedan hablar ni verse. Son noticias devastadoras para ambos", declaró Michelle Gelernt, una de las abogadas del reo, agregando que es un "consuelo pequeño" que al matrimonio se les permita la comunicación por escrito.

Cogan, juez a cargo del caso, anunció el viernes que el juicio de Joaquín "El Chapo" Guzmán comenzará el 16 de abril del año próximo.

—Frío y alucinaciones —

Los abogados de El Chapo denunciaron en marzo que su cliente no tiene luz natural, no sabe cuándo es día y cuándo es noche y pasa frío. La defensa pidió también que su cliente sea transferido a una cárcel con otros presos.

Su celda no tiene ventanas, y allí pasa 23 horas diarias de lunes a viernes. Se le permite una hora diaria de ejercicio en solitario, en otra celda que posee una bicicleta estática y una cinta para caminar o correr, detallaron los abogados.

En los fines de semana, pasa 24 horas encerrado en la celda. Come solo, los guardias le pasan la comida por una ventanilla. Casi todos los guardias hablan inglés, solo uno chapucea el español. El Chapo solo habla español.

"La luz siempre está prendida. Con aire acondicionado errático, varias veces le ha faltado ropa lo suficientemente cálida para evitar temblar de frío", se quejaron los abogados.

Los pedidos para ajustar la temperatura han sido ignorados. "Su única oportunidad para ver la luz del día es cuando pasa por una pequeña ventana en el camino a ver a su defensa o la celda de ejercicio", dijeron.

La defensa del ex jefe narco se queja también de que aunque El Chapo compró un pequeño reloj para saber cuándo es día y cuándo es noche, se lo sacaron sin explicación.

Sí le han dejado comprar una radio, pero aunque puede ver televisión no tiene una en su celda y la que hay, en la celda de ejercicio, no puede mirarla porque los guardias no se ponen de acuerdo sobre qué programación es la más conveniente, "por ejemplo el canal National Geographic".

A raíz de su aislamiento en el Centro Correccional de Manhattan (MCC), "mucho más extremo que en México (...) la salud física y mental del Sr. Guzmán se ha deteriorado más desde su llegada a Estados Unidos", dijeron los abogados Michelle Gelernt y Michael Schneider en la moción de 24 páginas, a la que accedió la AFP.

El otrora poderoso jefe del Cártel de Sinaloa, de 59 años, "tiene dificultad para respirar y sufre de dolor de garganta y dolores de cabeza. Ha experimentado recientemente alucinaciones auditivas, se queja de que escucha música en su celda incluso cuando su radio está apagada", escribieron.

—“Hay rumores de que El Chapo ha empezado a cantar”—

Según James Hunt, agente especial al mando de la Agencia Antidrogas de Nueva York (la DEA, en sus siglas en inglés), con la caída de Guzmán muchos narcos tienen miedo y empiezan a hablar.

“Traer a un tipo como El Chapo a EE.UU. hace que mucha gente se plantee si ellos van a ser los próximos, así que muchos acuden al Gobierno para cooperar y tratar de conseguir un trato” porque piensan que si pueden atrapar a alguien como Guzmán, pueden con todos, y muchos narcos están contactando con abogados estadounidenses”, declaró Hunt al diario El País de España.

En México ha corrido el rumor de que El Chapo ha empezado a cantar, a delatar a viejos cómplices, a subordinados y a rivales, tratando de obtener condiciones carcelarias.

El jefe de la DEA neoyorquina agrega que las guerras entre narcos explican muchas vulnerabilidades. “Cada vez que hay luchas internas, el cartel se debilita, porque sus miembros empiezan a preocuparse por quién va a ser el próximo jefe”.

Este martes fue detenido, en medio de un impresionante despliegue,  Dámaso López, uno de los sucesores de El Chapo, capturado precisamente en plena contienda entre las distintas facciones del cartel: López, por un lado, los hijos de Guzmán, por otro, y el clan Beltrán Leyva.

El Chapo es acusado de haber dirigido uno de los mayores imperios de droga del continente americano. Se declaró no culpable de los 17 cargos de los cuales le acusa la justicia estadounidense. Solo el primero de ellos, dirigir el cartel de Sinaloa, puede implicar la cadena perpetua.

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...