Redacción EC

Chicago. Un hombre armado mató a una doctora afuera del Mercy Hospital de  e ingresó a las instalaciones donde baleó fatalmente a un asistente farmacéutico y a un policía antes fallecer en el incidente, dijeron autoridades.

El atacante conocía a la doctora que baleó fuera del Mercy Hospital, dijo el superintendente de la policía de Chicago, Eddie Johnson, en una conferencia de prensa, describiendo ese asesinato inicial como un acto de violencia doméstica.

El hombre armado era el exnovio de la doctora, informaron medios de Chicago, y un testigo dijo que exigió que le devolviera un anillo.

El tiroteo inició a las 3:30 p.m. hora local (4:30 p.m. en el Perú). 

Los disparos hicieron que médicos y pacientes salieran corriendo de la instalación, algunos con las manos en alto mientras los policías intentaban asegurar el Mercy Hospital.

El hombre armado, después de matar a la doctora, disparó con una sola pistola a los policías que llegaban, detalló Johnson.

El atacante, cuyo nombre no ha sido revelado, irrumpió en el Mercy Hospital. Los oficiales lo siguieron adentro e intercambiaron disparos con él durante varios minutos, añadió el superintendente de la policía de Chicago.

El oficial Samuel Jiménez, quien se unió a la fuerza policial de Chicago el año pasado, murió durante la balacera.

Inicialmente, el policía fue trasladado al University of Chicago Hospital para ser atendido de sus graves heridas, pero no pudo ser salvado.

Medios locales identificaron a la doctora fallecida fuera del hospital como Tamara O'Neal. El atacante también murió, pero no quedó claro de inmediato si se disparó o fue alcanzado por una bala de un policía, dijo Johnson.

La administradora de la tienda de bicicletas Kozy's Cyclery, Sue Jimenez, ubicada cerca del Mercy Hospial, dijo que escuchó múltiples disparos separados por pausas. En un momento, oyó cinco tiros sucesivos, afirmó.

Un video grabado por una de las personas que quedó dentro del Mercy Hospital capta el momento en el que una docena de policías entra por uno de los pasillos buscando asegurar el área. 

Fuente: Reuters / Medios de Chicago.