¿En qué consistía política "pies secos/pies mojados"? [VIDEO]

El Gobierno del presidente puso fin a la política que garantizaba la residencia a los cubanos que llegaran a Estados Unidos sin visa y al estatus especial para los profesionales médicos de la isla.

La política "pies mojados, pies secos" fue implementada en 1995 por el presidente Bill Clinton tras reformar una política migratoria más liberal. Desde que se implementó, los cubanos que llegaban a suelo estadounidense por tierra pueden legalizar su situación, mientras que los que eran atrapados en el mar sufrían la deportación.

Washington se mostraba renuente a deportar gente a la isla socialista gobernada en ese entonces por Fidel Castro, y en general el gobierno cubano también se negaba a aceptar a los ciudadanos repatriados. La ley privilegiaba a los emigrantes legales cubanos que lleguen a territorio norteamericano concediéndole residencia automática y facilidades laborales.

En el pasado, La Habana se ha quejado amargamente de los privilegios migratorios especiales que otorgaban Estados Unidos, ya que —dice— alientaban a los cubanos a arriesgarse a efectuar peligrosos viajes, y generaban una fuga de cerebros. Pero la medida también sirvió como una válvula de escape para el estado unipartidista, al permitir que los cubanos más insatisfechos encontraran una vida mejor en el exterior y se convirtieran en fuentes de apoyo financiero para sus parientes en la isla.

—Efecto inmediato—

El levantamiento de la política, conocida como "pies secos, pies mojados", tiene efecto inmediato, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

"Al dar este paso, estamos tratando a los migrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los migrantes de otros países", explicó por su parte la Casa Blanca.

"De inmediato, los cubanos que intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para ayuda humanitaria, estarán sujetos a remoción, de acuerdo con la ley de Estados Unidos", agregó. El Gobierno cubano permitirá ahora que quienes sean rechazados por Estados Unidos vuelvan al país, destacó.

La decisión fue tomada abruptamente para evitar que una advertencia previa hubiese motivado a miles de cubanos a lanzarse al mar para llegar a Estados Unidos antes del fin de la normativa. "Si no se hiciera, estaríamos arriesgando vidas", sostuvo un asesor legislativo.

El Gobierno cubano, por su parte, dijo que las negociaciones para levantar los privilegios duraron un año.

Más tarde, la televisión cubana leyó un comunicado conjunto que sostiene que las autoridades de ambos países "se reunirán de forma periódica para asegurarse que la cooperación en virtud de los acuerdos migratorios se lleve a cabo de conformidad con sus respectivas leyes y obligaciones internacionales".

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba estuvieron congeladas durante décadas en la Guerra Fría, pero Obama y el presidente cubano Raúl Castro reestablecieron vínculos diplomáticos completos y abrieron embajadas en sus respectivas capitales en 2015. Obama visitó La Habana en marzo de 2016.

Fuente: AGENCIAS

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...