Nery Salazar y parte de su equipo de trabajo en un día normal. La ayuda que esta mujer y su organización hacen en un condado de Estados Unidos se ha incrementado durante la pandemia del nuevo coronavirus. (Foto: Facebook de “Nery’s Promise”)
Nery Salazar y parte de su equipo de trabajo en un día normal. La ayuda que esta mujer y su organización hacen en un condado de Estados Unidos se ha incrementado durante la pandemia del nuevo coronavirus. (Foto: Facebook de “Nery’s Promise”)
Redacción EC

El Comercio

buenas.practicas@comercio.com.pe

Cuando Nery Salazar fue de su natal Honduras a pasó por una etapa muy dura de su vida, eran los años 80. En aquel momento rogó a Dios por ayuda y prometió retribuir el favor divino ayudando a todos los niños que pudiera. Y así ha venido cumpliendo con esto, desde hace 20 años. Hoy se ha vuelto la persona que garantiza la comida diaria de al menos 150 menores de edad, durante la pandemia del nuevo .

MIRA: Estados Unidos: Lo que se sabe de la muerte del último soldado latino en la base texana de Fort Hood

Yo me perdí al llegar, viví en el monte por dos meses, sobreviví comiendo gusanos, hojas verdes, agua sucia, dormía debajo de un árbol, me tapaba con las hojas y yo escuchaba a las culebras que se arrastraban. Yo le pedí al Señor que me ayudara, Dios me cuidó y yo le prometí ayudar a sus niños”, contó Salazar a Univisón 45.

Desde hace 20 años, ella empezó esta labor con la ayuda de su esposo. Ambos asistieron a un niño que llegó a su casa estando sonámbulo. El menor quedó bajo su cuidado por un tiempo y fue cuando ella se dio cuenta que era el momento de empezar a cumplir su promesa.

MIRA: Pelosi tilda de “bazofia inconstitucional” las órdenes económicas de Trump para mitigar la pandemia

Antes de la pandemia yo llevaba alrededor de 50 o 60 niños a la iglesia y me levantaba a las 4:00 am, a cocinar para tenerles un lunch porque cuando yo estaba chica íbamos a la iglesia y luego nos veníamos a la casa a comer, así era la costumbre y yo quiero que estos niños estén bien alimentados”, dice la mujer residente en Texas.

Hasta la fecha, esta mujer hondureña ha preparado unas 17 mil comidas nutritivas para apoyar a los niños del área de Richmond, en condado Fort Bend en Texas durante la pandemia de COVID-19. El número de raciones ha ido aumentando conforme la emergencia sanitaria se ha extendido.

MIRA: La angustiante espera por una visa de los estudiantes peruanos que entraron a universidades top de EE.UU.

Les hago comida de la que le sirvo a mi familia, arroz, platillos nutritivos para que puedan estudiar, cuando uno tiene hambre no puede pensar bien. Yo comencé haciendo algunas comidas y poco a poco fue aumentando, ahora hago alrededor de 150 comidas diarias”, detalló.

Desde hace tres años, Salazar fundó una organización sin fines de lucro llamada “Nery’s Promise”. Desde aquí ella busca recursos para poder atender a los niños que ayuda. “Estamos enseñando a los jóvenes a trabajar, los estamos entrenando para cortar el zacate, están aprendiendo a ganar y usar el dinero y después comprar las cosas que necesitan para la escuela, necesitan ver lo que cuesta, no solo se les puede dar, tienen que aprender a ganar”, contó.

La organización cuenta con muchos voluntarios, pero conforme la pandemia de coronavirus se mantiene llegan más niños que requieren de ayuda. .

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: Trump anuncia un nuevo plan de ayuda para la economía de Estados Unidos por decreto (AF

TE PUEDE INTERESAR