Un hombre que usa una máscara facial camina en Nueva York, el estado de Estados Unidos con más contagios por coronavirus. (AFP / Angela Weiss).
Un hombre que usa una máscara facial camina en Nueva York, el estado de Estados Unidos con más contagios por coronavirus. (AFP / Angela Weiss).
Redacción EC

Los casos de en se multiplican con rapidez. Este martes, el país norteamericano registra 46.805 contagios de Covid-19 y 593 muertos, según un conteo de la universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos se está convirtiendo en un foco central de coronavirus por la rapidez de los contagios que se registran allí a un ritmo casi tan rápido como en Europa, indicó este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estamos viendo una gran celeridad en la propagación de casos en Estados Unidos”, confirmó en una rueda de prensa la doctora y portavoz de la OMS, Margaret Harris.

El último balance de la pandemia del coronavirus en todo el mundo indica que casi 335.000 personas están afectadas y 14.652 han fallecido, pero la portavoz advirtió de que estas cifras “aumentarán considerablemente” cuando la OMS actualice estos datos en las próximas horas.

En las últimas 24 horas, el 85% de los nuevos casos fueron detectados en Europa y Estados Unidos, dijo Harris. De esos, el 40% pertenecen a Estados Unidos.

Cuando se le preguntó si Estados Unidos podría convertirse en el nuevo epicentro, Harris señaló que “Ahora estamos viendo una gran aceleración de los casos en Estados Unidos, así que tiene ese potencial”.

“(Estados Unidos) tiene un brote muy grande, que está aumentando en su intensidad”, agregó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que está considerando rebajar las medidas de su Gobierno para frenar la propagación del COVID-19 por el impacto negativo que están teniendo en la economía.

Trump dijo el lunes que el 30 de marzo, cuando termine el periodo de 15 días que su Gobierno impuso para implementar medidas contra el coronavirus, estudiará si mantiene ese mismo rumbo o toma una nueva dirección.

El presidente, sin embargo, puso énfasis en que las medidas de excepción “terminarán pronto” y que “el remedio (al COVID-19) no puede ser peor que la enfermedad”, al tiempo que reconoció que los números van a ser “malos” en los próximos días.

Estados Unidos volverá -y pronto- a estar en funcionamiento. Muy pronto, mucho más pronto que tres o cuatro meses como algunos sugieren. Mucho más pronto. No podemos permitir que el remedio sea peor que la enfermedad”, dijo.

Entre las medidas que Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos están trabajar y escolarizarse desde la casa siempre que sea posible, evitar viajes, no acudir a bares o restaurantes y evitar reuniones de más 10 personas.

"Esto puede crear un problema mucho mayor al problema con el que empezamos", dijo, al insistir que Estados Unidos no quiere "perder empresas ni perder trabajadores".

El presidente, además, comparó las muertes del coronavirus con la siniestralidad en la carretera.

“Los accidentes de automóvil son muchos más que cualquier número del que estemos hablando (sobre el coronavirus). Eso no significa que vayamos a decirle a todo el mundo que deje de conducir automóviles”, dijo el presidente.

Miami Beach es la primera ciudad de Florida en ordenar confinamiento obligatorio por coronavirus. (A

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

La pandemia “se acelera” pero se puede “cambiar su trayectoria”

TE PUEDE INTERESAR