Redacción EC

Washington. [AFP]. Un alto funcionario de acusó este jueves a de mentirle a su propio pueblo sobre el alcance del actual brote del coronavirus, y expresó su pesar porque Teherán rechazara una oferta de ayuda de su país.

Brian Hook, enviado del departamento de Estado norteamericano para Irán, habló ante periodistas en un viaje a París sobre coordinar las políticas con Europa respecto a Teherán, cuya respuesta ante el COVID-19 es una de las razones por las que las autoridades de ese país sufren actualmente una “crisis de legitimidad”.

Irán mintió a su propio pueblo sobre el coronavirus. Le dijo que no había porqué inquietarse, pero el virus se extiende por todo” el país, afirmó Hook.

Las autoridades iraníes han dado un balance de 107 fallecidos por el coronavirus, lo que hace del país uno de los más afectados después de China.

Balance de la epidemia del nuevo coronavirus. (AFP)
Balance de la epidemia del nuevo coronavirus. (AFP)

Hoy, como consecuencia de la mala gestión del gobierno y por no haber sido transparente con su propio pueblo, Irán sufre una de las peores epidemias de coronavirus del mundo”, añadió Hook.

Según Hook, la epidemia, la represión de las protestas de noviembre pasado, la grave situación económica y el intento, en un principio, de encubrir el derribo de un avión ucraniano en enero, significan que el régimen iraní enfrenta "una crisis de legitimidad y credibilidad creada por él mismo".

Estados Unidos, que no mantiene relaciones diplomáticas con Irán desde la crisis de los rehenes en su embajada en Teherán inmediatamente posterior a la Revolución islámica de 1979, le ofreció ayuda para combatir el coronavirus, pero la rechazó.

“Irán mintió a su propio pueblo sobre el coronavirus. Le dijo que no había porqué inquietarse, pero el virus se extiende por todo”, dijo un alto funcionario estadounidense.

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

VIDEO RECOMENDADO

Alerta máxima en Corea del sur, Irán e Italia por el coronavirus. Fuente: AFP

TE PUEDE INTERESAR