Jayla y Jessica Hill atacaron al vigilante de una tienda en Chicago que les pidió respetar las medidas de bioseguridad. (Foto: Policía de Chicago)
Jayla y Jessica Hill atacaron al vigilante de una tienda en Chicago que les pidió respetar las medidas de bioseguridad. (Foto: Policía de Chicago)
Redacción EC

Pedirle a dos hermanas que se coloquen sus mascarillas casi le cuesta la vida al vigilante de una zapatería de la ciudad de , en Illinois). Según señala la oficina Fiscal del condado de Cook, todo sucedió el pasado domingo 25 de octubre, cuando Jayla y Jessica Hill decidieron ingresar a la tienda de zapatos sin respetar las medidas de bioseguridad impuestas por las autoridades para frenar el avance del . Al percatarse de este suceso, el guardia de seguridad exhortó a las mujeres a respetar las normas.

MIRA: EN VIVO | Asesino de Niza es un tunecino de 21 años que llegó a Francia desde Lampedusa, Italia | FOTOS

Las hermanas Hill se enfurecieron y, luego de sostener por varios minutos un enfrentamiento verbal con el personal de seguridad, Jessica, de 21 años, sacó un cuchillo y lo apuñaló en la espalda, los brazos y el cuello en 27 ocasiones. Mientras esto sucedía, según se aprecia en las grabaciones de la cámara de vigilancia, Jayla (18) tomaba al hombre por el cabello para evitar que se moviera y en paralelo grababa con su celular lo que sucedía.

Los fiscales también destacaron que el guardia de seguridad, de 32 años, y un empleado de la zapatería intentaron detener a las mujeres, quienes finalmente cesaron sus ataques no sin antes propinar algunas patadas en la cabeza y cuerpo del vigilante.

Ambas fueron detenidas por el intento de homicidio del vigilante. Según los reportes de las autoridades y de medios locales como , ABC4News y el , el personal de seguridad logró mantener a las hermanas Hill al interior de la tienda hasta que llegara la policía y las arrestara.


El vigilante del que no se reveló la identidad fue trasladado a un hospital para ser atendido. La policía indicó que se encuentra en condición estable y que no necesitó ser operado.

Las hermanas Jessica y Jayla también fueron llevadas a un centro de salud por heridas menores producto del ataque. Además, quedaron bajo resguardo policial acusadas del delito de intento de asesinato en primer grado.

La jueza Mary Marubio negó el derecho a fianza a ambas mujeres. “Esto es aterrador”, dijo Marubio sobre el accionar de las hermanas.

Por su parte, el abogado de las acusadas argumentó que ambas habían actuado en defensa propia. El letrado calificó la detención de exagerada y agregó que ellas no tenían la intención de cometer un crimen. “De haber sido así, Jayla Hill no habría grabado lo que sucedía en el negocio”, finalizó.

En tanto, la jueza Marubio reconoció que, si bien el ataque pudo no haber sido premeditado, debido a la gran cantidad de heridas por arma blanca, este es altamente preocupante. Marubio además comparó la situación con los arrebatos emocionales y violentos que suelen pasar dentro de los hogares.

Rosalyn Frazier, gerente de una tienda vecina, dijo al diario estadounidense , que los casos de clientes que no quieren usar mascarilla son comunes y que en más de una ocasión han tenido que llamar a la policía.

“Simplemente tenemos que trabajar juntos, pero si no lo hacemos, nos volverán a encerrar y nos quedaremos sin trabajo otros cuatro meses”, agregó Frazier.

El caso de las hermanas Hill continuará el próximo 4 de noviembre. En tanto, Estados Unidos llegó hoy a los 8,6 millones de contagios y 227.604 fallecidos por COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la.

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones USA: Joe Biden promete controlar la COVID-19 y Trump ofrece una "súper recuperación"

TE PUEDE INTERESAR