Francine Cano, izquierda, reacciona cuando recibe la vacuna COVID-19 de Lesia Turner en Fair Park, Dallas (Texas), el miércoles 20 de enero de 2021 . (AP/LM Otero).
Francine Cano, izquierda, reacciona cuando recibe la vacuna COVID-19 de Lesia Turner en Fair Park, Dallas (Texas), el miércoles 20 de enero de 2021 . (AP/LM Otero).
Agencia EFE

Agencia de noticias

Centros sanitarios de han tenido que comenzar a cancelar miles de citas para suministrar la vacuna contra el ante la escasez de dosis, lo que está provocando desesperación e interrogantes sin respuesta de funcionarios de salud.

La situación es especialmente grave en Texas, que tiene un promedio de alrededor de 20.000 nuevos casos al día, lo que genera preocupaciones sobre si los funcionarios podrán frenar la propagación cuando no puedan conseguir las vacunas que necesitan desesperadamente para hacerlo, indica este sábado The New York Times.

Houston, la cuarta ciudad más grande del país, está luchando con un problema similar cuando los hospitales que atienden a algunos de sus residentes más pobres se quedan sin la vacuna, lo que llevó a algunos expertos en salud pública a preguntarse por qué las dosis no están disponibles para las comunidades vulnerables, señala además el rotativo.

Igualmente destaca que la sensación de caos en la distribución, no solo en Texas sino en una variedad de estados, está poniendo al descubierto cómo los funcionarios locales están luchando para llenar el vacío dejado por la falta, hasta esta semana que se posesionó como presidente Joe Biden, de una respuesta integral a nivel federal.

Crissy Jones administra una vacuna COVID-19 a Caren Haynes, en la Iglesia Bautista North Side en Weatherford, Texas,  el jueves 21 de enero de 2021. (Yffy Yossifor/Star-Telegram/AP).
Crissy Jones administra una vacuna COVID-19 a Caren Haynes, en la Iglesia Bautista North Side en Weatherford, Texas, el jueves 21 de enero de 2021. (Yffy Yossifor/Star-Telegram/AP).

Los funcionarios de salud que intentan encontrar una respuesta están desconcertados por los informes de que millones de dosis disponibles no se utilizan.

Hasta el viernes por la mañana, se habían distribuido casi 39,9 millones de dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna a los Gobiernos estatales y locales, pero solo se habían administrado alrededor de 19,1 millones de dosis a los pacientes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, destaca además el Times.

Recuerda que Pfizer y Moderna acordaron proporcionar a este país 100 millones de dosis de vacunas, y las compañías están compitiendo para fabricar las vacunas, liberando juntas entre 12 millones y 18 millones de dosis por semana.

El rotativo señala situaciones similares de cancelación de citas en otros estados entre ellos Hawái, donde un hospital de Maui canceló 5.000 citas de primera dosis y puso en espera otras 15.000 solicitudes.

El diario neoyorquino apunta que parece que los problemas con la distribución de dosis ya disponibles son responsables de gran parte de la escasez aguda de las vacunas que afecta a algunas partes del país, y disponible para personas mayores de 65 años.

Creo que esto es realmente una continuación de las consecuencias de la falta de una respuesta federal coordinada. Básicamente, las ciudades y los condados se quedaron solos para hacer frente a esta pandemia”, indicó al rotativo el médico Grant Colfax, jefe del Departamento de Salud Pública de San Francisco.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR