El estudio de caso cuenta que la mujer fue hospitalizada por primera vez en el campus de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland. (Foto: Dimitar DILKOFF / AFP)
El estudio de caso cuenta que la mujer fue hospitalizada por primera vez en el campus de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland. (Foto: Dimitar DILKOFF / AFP)
Redacción EC

Una mujer sobreviviente de cáncer, de 47 años, fue reportada como el caso de infección por (COVID-19) más largo jamás documentado. Ella logró soportar la enfermedad durante 335 días, según la ficha médica.

MIRA: Nueva York obligará a vacunarse contra el coronavirus a todos sus funcionarios

El descubrimiento se publicó a inicios de octubre como una preimpresión en y todavía sigue sin verificación.

La investigación revela que la paciente tuvo que ser hospitalizada por primera vez en el campus de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland, en Estados Unidos, durante el primer semestre del 2020 tras haber dado positivo y presentar complicaciones.

La paciente parecía estar curada gracias al tratamiento que estaba recibiendo, pero luego de 10 meses todavía era “positivo” en las pruebas que se realizaba. Los resultados tomaron por sorpresa al equipo médico que atendía el caso porque los síntomas eran casi inexistentes.

Tras una serie de análisis, los especialistas concluyeron que la mujer estaba inmunodeprimida por un tratamiento de sangre para combatir el cáncer realizado hace tres años antes, provocando que disminuyan sus niveles de células B.

Los médicos señalan que la prueba pudo estar detectando partes inofensivas del virus y por eso arrojaba un “falso positivo”.

Una enfermedad de nunca acabar

En marzo de este año, los especialistas tuvieron que secuenciar su genoma luego de volver a subir su carga viral y descubrieron que el coronavirus detectado era el mismo que portaba en su organismo hace meses, descartando la posibilidad que sea una de las tantas variantes que circulaba en aquel momento.

La mujer de 47 años volvió a recibir tratamiento y eliminó definitivamente la infección en abril luego de batallar durante 335 días desde que dio positivo a su primera prueba, revela el estudio.

El portal informó que tras superar la enfermedad la paciente ha tenido múltiples pruebas negativas de COVID-19. Además, recalcó que las personas inmunodeprimidas tienen menos probabilidades de generar una respuesta fuerte contra el SARS-CoV-2.

Otro caso de COVID-19 muy similar

Thomas Kearl, de 59 años, luchó por sobrevivir al coronavirus en un hospital de Salt Lake (Estados Unidos) durante 223 días antes de que finalmente pudiera regresar a casa junto a su esposa, familia y nietos.

A inicio de enero, el hombre había regresado a casa luego de protagonizar un viaje al estado de Arizona, donde compartió tiempo con sus hijos y nietos en la víspera de Año Nuevo y vio a su hijo comprometerse.

De acuerdo a , su pudo conocer que un amigo con el que pasó un tiempo antes del viaje había dado positivo por COVID-19, alertando a sus familiares para hacerse un prueba de descarte: 10 de 12 dieron positivo. Desde aquel momento empezó el calvario de Kearl.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Estos son los nuevos requisitos para viajar a Estados Unidos a partir de noviembre
El pasado 20 de septiembre, el gobierno de Joe Biden anunció que, a partir del mes de noviembre, los turistas que visiten el país deberán estar completamente vacunados contra el coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR