“Una noche estaba de guardia y Agustina se puso muy grave. Estaba demasiado enferma. No sabía si iba a sobrevivir a esa noche”, dijo el Dr. Jason Knight. Foto: choc.org
“Una noche estaba de guardia y Agustina se puso muy grave. Estaba demasiado enferma. No sabía si iba a sobrevivir a esa noche”, dijo el Dr. Jason Knight. Foto: choc.org
Redacción EC

Agustina Rojas, de 14 años, pasó un total de 57 días en la UCI del Children’s Hospital of Orange County de California () por el. Aunque la lucha fue complicada y llena de incertidumbres, pudo superar el . Los médicos aseguran que estuvo al borde de la muerte.

MIRA: Trump prohíbe las estancias de estadounidenses en todos los hoteles de Cuba

“Cuando regresé a casa abracé a toda mi familia porque los extrañaba mucho”, dijo a . Agustina Rojas recuerda que la última vez que los vio fue cuando su padre la llevó al hospital.

“No me sentía bien. Me dolía la cabeza y no podía respirar. Pensé que estaba enferma, pero no imaginé que se tratara de coronavirus”, asegura.

Agustina Rojas afirma que la mayor parte de su internamiento estuvo sedada, por tal motivo no recuerda casi nada. Los médicos aseguran que estuvo cerca de la muerte hasta en dos ocasiones.

“Una noche estaba de guardia y Agustina se puso muy grave. Estaba demasiado enferma. No sabía si iba a sobrevivir a esa noche”, dijo el Dr. Jason Knight.

El médico afirmó que Agustina fue la primera paciente de coronavirus en estado realmente grave del hospital. Agregó que todo el personal médico actuó de forma comprometida para salvarla.

“No sabíamos realmente si iba a sobrevivir”, dijo Jason Knight.

indicó que Agustina requirió un tubo de respiración y un ventilador. A pesar de todo el trauma físico en su cuerpo, que también incluyó dos cirugías, pudo salir adelante.

“No me sentía bien. Me dolía la cabeza y no podía respirar. Pensé que estaba enferma, pero no imaginé que se tratara de coronavirus”, asegura Agustina Rojas .Foto: choc.org
“No me sentía bien. Me dolía la cabeza y no podía respirar. Pensé que estaba enferma, pero no imaginé que se tratara de coronavirus”, asegura Agustina Rojas .Foto: choc.org

“Cuando me desperté por primera vez sólo quería ver a mis padres” recuerda la adolescente. Agregó que no pudo hablar al despertarse porque había perdido la voz.

Después de 57 días, Agustina fue dada de alta en el Children’s Hospital of Orange County de California.

Luego fue enviada al Hospital de Niños Healthbridge, donde comenzó su rehabilitación. Fue en este recinto donde volvió a aprender a realizar tareas básicas como sentarse, pararse y caminar.

“Fue realmente reconfortante”, dice la adolescente sobre su proceso de rehabilitación de semanas. “Solo quería volver a mi vida normal y hacer todo lo que solía hacer”.

Por su parte, el Dr. Knight dijo que los pacientes que más les preocupan son los que tienen problemas cardíacos o pulmonares, enfermedades crónicas que afectan al sistema inmunológico, pacientes con cáncer y, sobre todo, aquellos que padecen de obesidad.

Agustina ahora se siente más tranquila y hace recomendaciones para que los menores tomen conciencia sobre el coronavirus.

“Manténganse saludables. Coman bien. Coman las verduras. Coman cualquier cosa que sea saludable. Eviten la comida chatarra, por favor”, advirtió.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

___________________

VIDEO RECOMENDADO

De la fiesta a la tragedia: 7 muertos y 177 infectados por el virus en un casamiento en EE.UU. (AFP)

TE PUEDE INTERESAR