[Reuters]. Los estadounidenses acudieron este fin de semana festivo en el país a tomar el sol en sus playas, a pescar en sus embarcaciones privadas y a pasear junto al mar, pero la ocasional aparición de alguna con el rostro protegido por una mascarilla actuaba como un recordatorio de que el mundo sigue luchando contra la pandemia de .

El fin de semana del Día de los Caídos, que marca el comienzo del verano en Estados Unidos, acostumbra a ser una fecha en la que los cementerios de todo el país se llenan con banderas estadounidenses y ceremonias para recordar a los que murieron en las distintas guerras en las que participó el país. Este año es precisamente cuando se espera que las muertes por la COVID-19 en Estados Unidos excedan las 100.000.

El periódico “The New York Times” ocupó toda la portada de su edición del domingo con los nombres y algunos detalles de 1.000 víctimas de la enfermedad para tratar de recuperar una parte de las vidas perdidas.

Estábamos tratando de capturar el lado personal”, dijo a Reuters Marc Lacey, el editor nacional del periódico. “Estábamos tratando de humanizar estas cifras que siguen creciendo y que han alcanzado unos niveles tan inconmensurables que ya son difíciles de comprender. [...] Se trata de gente común y corriente. Se trata de una cifra de muertos que ya suma un número realmente asombroso”.

Entre los nombres, extraídos de obituarios y notas de fallecimientos de cientos de periódicos de Estados Unidos: Lila Fenwick, de 87 años, la primera mujer negra que se graduó en Derecho por la Universidad de Harvard; Romi Cohn, de 91, que salvó a 56 familias judías de la Gestapo; Hailey Herrera, de 25, terapeuta en ciernes con un don para la empatía.

Los 50 estados del país han relajado algunas de las restricciones impuestas por causa del coronavirus. En algunos, como los de Illinois y Nueva York, los restaurantes siguen cerrados a los comensales y las peluquerías no han reabierto aún. En muchos estados del sur la mayoría de los negocios están abiertos, con restricciones al aforo.

La semana pasada, 11 estados notificaron un número récord de nuevos casos de COVID-19, incluyendo los de Alabama, Arkansas, Minnesota, Dakota del Norte, New Hampshire, Maryland, Maine, Nevada, Utah, Virginia y Wisconsin, según un recuento de Reuters. No está claro si los casos están aumentando porque se han aumentado las pruebas o por causa de una segunda ola de infecciones. El total de casos en Estados Unidos es de más de 1,6 millones, el más alto del mundo.

El total de casos de coronavirus en Estados Unidos es de más de 1,6 millones, el más alto del mundo. (Foto: Reuters / Brendan McDermid)
El total de casos de coronavirus en Estados Unidos es de más de 1,6 millones, el más alto del mundo. (Foto: Reuters / Brendan McDermid)

La petición de los trabajadores sanitarios y de muchos gobernadores estatales de que se usen mascarillas en las tiendas y en espacios públicos está siendo recibida con protestas y resistencia por parte de algunos estadounidenses. Las redes sociales están llenas de videos de comercios que deniegan el acceso a algunos clientes enojados que se niegan a cubrirse la boca y la nariz.

Necesitamos usar mascarillas en público cuando no podemos mantener la distancia social. La evidencia científica de lo importante que es llevar mascarilla para evitar que esas gotas lleguen a los demás es de vital importancia”, dijo en el programa de televisión “Fox News Sunday” la doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus.

Pocas personas usaban mascarillas el sábado mientras caminaban por un paseo marítimo lleno de gente en Ocean City, en el estado de Maryland. Las mascarillas eran también infrecuentes en otras playas, pero la mayoría de la gente mantenía las distancias en pequeños grupos y evitaba jugar a juegos como el frisbee o el voleibol.

Personalmente, no creo que esté preocupado por eso. Pero para aquellos que están preocupados [...] sugiero que se queden en casa. Me gusta salir”, dijo Bruce Clark en Daytona Beach, en el estado de Florida.

___________________________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Llegan a Venezuela los buques iraníes cargados con gasolina. (EFE).

TE PUEDE INTERESAR