Un paciente de unos 30 años murió de coronavirus después de asistir a una “fiesta COVID” en San Antonio, Texas, según informó una funcionaria de Salud al medio .

La directora médica de Methodist Healthcare,, dijo que la idea de estas partes es ver si el virus es real.

“Esta es una fiesta organizada por alguien diagnosticado por el virus COVID-19 y la idea es ver si el virus es real y ver si alguien se infecta”, dijo Appleby.

Según la especialista, el paciente se enfermó gravemente y tuvo una declaración desgarradora momentos antes de su deceso.

Justo antes de que el paciente muriera, miró a su enfermera y dijo: ‘Creo que cometí un error, pensé que era un engaño, pero no lo es’”, sostuvo Appleby.

La Dra. hizo público este caso mientras continúa el aumento en los casos para el Condado de Bexar. Ella quiere que todos, especialmente aquellos en el grupo demográfico más joven, se den cuenta de que no son invencibles.

“No discrimina y ninguno de nosotros es invencible”, agregó Appleby. “No quiero ser alarmista, y solo estamos tratando de compartir algunos ejemplos del mundo real para ayudar a nuestra comunidad a darse cuenta de que este virus es muy grave y puede propagarse fácilmente”.

De hecho, dijo que la tasa de casos se ha elevado al 22 por ciento.

Este es un aumento preocupante de una tasa de casos positivos de alrededor del cinco por ciento hace solo unas semanas”, expresó la doctora Appleby.

El jueves por la noche, la ciudad reportó casi 18.000 casos, con más de 1.200 pacientes en el sistema hospitalario.

MÁS DE UN MILLÓN DE NUEVOS CASOS EN UN MES

Tan solo en el último mes, , con repuntes en varios estados como las Carolinas, Texas, y California.

Ante esta situación, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, indicó que los esfuerzos del grupo de trabajo de la Casa Blanca para el coronavirus se están centrando en los estados que concentran la mitad de los nuevos contagios: Arizona, Florida y California, donde la principal carencia es la escasez de personal médico.

Pence señaló que en la última semana el Gobierno federal “ha estado procesando peticiones para desplegar unos 1.070 médicos, enfermeros y personal sanitario”.

”En este punto-, unos 525 médicos y enfermeras están sobre el terreno en Arizona, California y Texas y estamos gestionando una petición de Florida”, dijo Pence en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Por su parte, la coordinadora de la respuesta del Ejecutivo a la pandemia, la médico Deborah Birx, consideró en la misma comparecencia ante los medios que los estados que están experimentando repuntes deberían acogerse de nuevo a las recomendaciones de la fase 1 de la vuelta a la normalidad.

En ese sentido, citó medidas como llevar máscaras faciales y evitar ir a bares o restaurantes, o participar en eventos en sitios cerrados.


(Con información de EFE)

___________________

VIDEO RECOMENDADO

Corte Suprema de EEUU se pronuncia contra Trump y ampara a migrantes "dreamers"