En los últimos días una serie de publicaciones en diversas redes sociales han denunciado un “vuelo sospechoso” que partió desde la ciudad de Fort Lauderdale, en Florida, hacia Lima repatriando a un grupo de que eran señalados de haber sido favorecidos por contactos en Cancillería. El Comercio recogió las voces de todos los involucrados detrás del caso con el fin de brindar mayores luces sobre el mismo.

MIRA: Nueva York | Hallan decenas de cadáveres en descomposición en camiones de mudanza

Desde que se decretó el cierre de las fronteras como una medida para frenar el avance de la pandemia del coronavirus COVID-19 en nuestro país, este Diario abrió diferentes canales de comunicación para recibir los testimonios y reclamos de los peruanos que habían quedado varados en el extranjero.

Si bien los mensajes que hemos recibido han llegado de varias decenas de países, cabe resaltar que la mayoría son enviados desde Estados Unidos, donde se encuentra el grupo más grande de varados hasta el momento.

MIRA: La trágica historia del conductor de Uber al que botaron de su casa y terminó muriendo solo de coronavirus

Entre los múltiples mensajes que día a día llegan a nuestra redacción, el 25 de abril nos fue enviada una queja señalando que una joven había sido beneficiada para abordar un vuelo que no había sido anunciado para el resto de compatriotas varados.

Junto a la queja se adjuntaron una serie de capturas de pantalla que registraban publicaciones hechas por Suzanne Alfaro en Facebook, en las que agradecía el apoyo recibido por diferentes personas, entre ellas un “contacto de la Cancillería peruana”, para repatriar a su hija Arena Zapata, de 26 años, varada en Miami.

Publicación realizada por Suzanne Alfaro en su página de Facebook.
Publicación realizada por Suzanne Alfaro en su página de Facebook.
Publicación realizada por Suzanne Alfaro en su página de Facebook.
Publicación realizada por Suzanne Alfaro en su página de Facebook.

Según la página , dedicada a registrar el tránsito aéreo comercial y de carga, la aeronave bimotor N650AD, de tipo Canadair Challenger, perteneciente a la compañía Aircraft Trust & Financing Corp Trustee partió del aeropuerto internacional de Fort Lauderdale a las 8:27 a.m. del 25 de abril y llegó al Jorge Chávez tras realizar una escala en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en Guayaquil, Ecuador.

MIRA: Así era Pepe, el médico con diabetes que atendió a pacientes con coronavirus hasta que murió contagiado

El registro de actividad indica, además, que la nave había partido de Lima hacia Fort Lauderdale el 20 de abril a las 10:17 a.m.

Según fuentes de Cancillería, el vuelo del 20 abril “fue un vuelo privado en el que el Estado Peruano no tuvo injerencia y que llevó a dos personas a Fort Lauderdale para que se trataran en los Estados Unidos”.

Registro de vuelo de la aeronave identificada con el código N650AD. (Flightaware.com)
Registro de vuelo de la aeronave identificada con el código N650AD. (Flightaware.com)
Registro de vuelo de la aeronave identificada con el código N650AD. (Flightaware.com)
Registro de vuelo de la aeronave identificada con el código N650AD. (Flightaware.com)

Con el paso de los días, en redes sociales aumentaban los señalamientos de diferentes usuarios hacia lo “sospechoso” del vuelo e incluso un diario local recogió las declaraciones del director de la ONG Waynakuna, Luis Alberto Sánchez Cáceres, quien señalaba que “compatriotas hacen hincapié sobre vuelos sospechosos que ocurren a espalda de los necesitados. Denuncian favoritismo, porque algunos tienen familiares en Cancillería y se trasladan en vuelos que no se hacen públicos”.

Ante esta situación, El Comercio se comunicó con Suzanne Alfaro, autora de las publicaciones en Facebook, para recoger su versión sobre los hechos.

Mi hija forma parte de la población vulnerable por temas médicos. Ella había viajado en febrero para ver a su papá, de quien me separé hace 16 años. Arena tenía 11 años cuando nos separamos y eso le afectó mucho. Su pasaje de regreso estaba programado para el 23 de marzo, pero cerraron los vuelos. Su papá comparte departamento con un amigo y mi hija dormía en un mueble de la sala. Además, Arena no mantenía una buena relación con el amigo de su papá”, explicó Alfaro en conversación telefónica.

Arena se había registrado en el padrón habilitado por Cancillería el 17 de marzo, sin detallar su condición de vulnerabilidad. “Esperó dos o tres semanas y no pasaba nada. Después de eso fue que averigüé a quién debía escribirles. Tras enviarle los correos a la cónsul y a un par de personas más fue que me respondieron”, señala Alfaro.

El Comercio pudo confirmar que Alfaro envió la mencionada carta el 9 de abril. Además, asegura que desde la oficina diplomática le solicitaron enviar los certificados médicos que corroboraran su situación de vulnerabilidad, este Diario no tuvo acceso a esos últimos documentos.

En una de las publicaciones, además, la madre de Arena menciona a Silvia Alfaro, representante del Perú ante las Naciones Unidas desde marzo del 2019. Al ser consultada sobre la relación entre ambas, detalló que “Silvia es la hija del primer matrimonio de mi papá. Yo me enteré que existía cuando yo tenía 15 años, la he visto muy pocas veces en mi vida y no tengo mayor cercanía”.

Silvia lo único que hizo, y por eso le agradecí en mi publicación, fue indicarme que le escribiera a los correos del consulado. Ella es una persona con una carrera intachable”, agregó.

Alfaro agregó que el vuelo fue de carácter humanitario. “Yo no hubiera podido pagar un vuelo porque no tengo trabajo desde marzo”, dijo.

La mujer, comunicadora de carrera que actualmente se desempeña como coach de desarrollo humano, también denunció que tanto ella como su hija venían recibiendo numerosos ataques por redes sociales.

Le han estado escribiendo al Facebook insultándola y diciéndole que yo tenía plata, nada de eso es cierto”, alerta.

El 27 de marzo, el Consulado del Perú en Miami realizó una publicación en Facebook señalando que “no tuvo intervención en la organización del vuelo” de Fort Lauderdale a Lima.

El Comercio solicitó información al Ministerio de Relaciones Exteriores sobre quién había seleccionado a las personas que abordarían dicho vuelo.

Las personas fueron seleccionadas por la Dirección General de Comunidades Peruanas en el Exterior y Asuntos Consulares. Se buscó aprovechar este vuelo para que en su retorno trajera a personas vulnerables”, respondieron desde Torre Tagle.

Al solicitar mayores detalles sobre los pasajeros que abordaron la nave junto a Arena, Cancillería explicó que además de la joven viajaron “un joven (21 años) acompañante de pariente de la tercera edad, una septuagenaria, un joven (23 años) con más de 30 días varado en Miami, dos adultos mayores de 77 años y dos personas vinculadas a los propietarios de la nave”.

En paralelo, este Diario tomó conocimiento de que un grupo de 180 varados estaba a la espera de la aprobación para que un vuelo chárter los pudiera traer a Lima. La solicitud, según una de las personas involucradas en la coordinación del mismo, fue presentado ante el Consulado Peruano en Miami el 20 de abril, quienes lo enviaron a Cancillería.

La solicitud del 20 de abril fue recibida ese día y en la fecha hemos tenido una reunión con el representante de esa empresa en Lima, quien ha manifestado contratar vuelos charter con empresas dedicadas a esos propósitos y ofrecerlos a los ciudadanos peruanos en Miami. En cuanto a experiencia, manifestaron que su último vuelo de esta naturaleza fue hace tres años para traer 50 turistas de los Estados Unidos de América, y grupos de esas dimensiones en otros lugares, nunca más de cincuenta personas”, explicaron desde Torre Tagle.

Respecto a la aprobación del vuelo, Cancillería detalló que “hay varias solicitudes de vuelos chárter que vienen siendo evaluadas, de distintas ciudades. La aprobación de un vuelo depende en primer lugar de la seguridad sanitaria. Ello es lo que decide el número y la frecuencia de los repatriados. Hay otros factores, la logística propia de un vuelo, o el hecho que hay personas que, aceptando inicialmente pagar el vuelo chárter, desisten luego por diversas razones”.

El 23 de abril se publicó una modificación a la "Guía Técnica de Atención de Viajeros con sospecha de infección por COVID-19″ donde se abría la opción a que los repatriados cumplan su cuarentena en su domicilio, un refugio brindado por el Estado o un alojamiento de su elección, en este último caso el repatriado debía correr con todos los gastos de alojamiento y alimentación.

A pesar de la vigencia de la guía técnica, se continúa extremando las medidas de seguridad sanitaria y la disponibilidad de lugares para efectuar la cuarentena en el Perú. Se siguen programando algunos vuelos, en estrecha coordinación con MINSA e INDECI, a efectos de continuar la tarea de repatriación en que estamos comprometidos. El día de ayer (martes 28 de abril) llegó un vuelo de Miami y hoy (miércoles 29) llegará otro de Panamá, mientras que mañana (jueves 30) llegaría uno desde España, organizado por Italia para repatriar a sus connacionales”, señalaron desde Relaciones Exteriores.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Estados Unidos: el primer país del mundo en superar el millón de casos por Covid-19

Coronavirus en Estados Unidos: el primer país del mundo en superar el millón de casos por Covid-19

TE PUEDE INTERESAR