Redacción EC

Nueva York. [EFE]. La cirujana Colleen Fitzpatrick, de 46 años y cirujana pediátrica que viajó hace unas semanas a , relata con sus propias palabras que sin esperarlo se vio envuelta en la emergencia por el nuevo en Estados Unidos.

MIRA: El simulacro de una pandemia ficticia de 65 millones de muertes que Bill Gates impulsó en el 2019

Tuve que ponerme en primera línea de respuesta ante el coronavirus en un estado que se ha convertido en el epicentro de la devastadora pandemia”, asegura en su testimonio Fitzpatrick.

A continuación, el relato de la cirujana pediátrica en Nueva York:

Soy estadounidense. Crecí en Long Island y estaba viviendo hasta hace unas semanas en San Luis, una importante ciudad de Misuri (centro oeste de Estados Unidos) a lo largo del río Misisipi.

MIRA: El vigilante que fue asesinado a tiros por pedirle a un cliente que se ponga la mascarilla en Michigan

Ya había dejado mi trabajo como pediatra en San Luis a finales de octubre y estaba planeando regresar a Nueva York esta primavera, pero la pandemia lo adelantó todo.

Mis padres, que todavía viven en el mismo sitio donde crecí, habían ido a verme a principios de marzo para ayudarme a preparar mi casa para venderla. Justo cuando llegaron, la gente comenzó a darse cuenta de la magnitud del problema en Nueva York.

MIRA: El exBoina Verde que lideró una misión suicida para arrestar a Maduro

Todos los días escuchábamos las noticias con incredulidad a medida que el número de casos se disparaba (el estado reporta ya más de 318.000 contagiados y unos 25.000 muertos, casi el 30 % del total del país) y los sistemas de salud en el área se iban colapsando.

De la distancia a la realidad cercana

Pese a ello, solo hasta que una gran amiga contrajo el coronavirus mientras trabajaba en un hospital de la ciudad de Nueva York, es decir cuando vi a alguien cercano con la enfermedad, las cosas parecieron más reales y comencé a sentirme incómoda al saber que era una profesional de la salud disponible que no estaba ayudando en la tragedia.

Como cirujana pediátrica, mi entrenamiento principal es en cirugía general para adultos. Los aprendices en cirugía generalmente pasan una buena cantidad de tiempo trabajando en las unidades de cuidado intensivo (UCI). Entonces, aunque no soy experta en esta área, sabía que tenía una base sólida. No tenía claro qué papel exactamente cumpliría, pero cada vez más sentía que podía ser útil y contribuir al ayudar al sistema sanitario.

Como había planeado regresar a Nueva York, ya había hecho algunas entrevistas de trabajo en la zona. Me puse en contacto con uno de los centros donde había sido entrevistada para ver si necesitaban ayuda y quedaron en llamarme. Lo hicieron.

Entonces, empaqué, recogí mis cosas y me dirigí a la casa de mis padres en Nueva York, mientras ellos se quedaban (a mi pesar, pero más seguros) en la casa en San Luis con mi perro, Curtis, un labrador retriever negro que cumplirá 11 años en agosto y al que realmente iba a extrañar.

____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: Italia inicia salida gradual de la cuarentena entre temores a que resurja el covid-19

TE PUEDE INTERESAR