Cuánto costaría el plan de Trump para deportar a indocumentados
Cuánto costaría el plan de Trump para deportar a indocumentados

Washington. Deportar a los 11,3 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, tal y como ha propuesto el multimillonario , costaría 114.000 millones de dólares a los contribuyentes estadounidenses, según cálculos del Center for American Progress (Centro por el Progreso Estadounidense).

Esta cifra incluye el costo de encontrar a cada uno de los 11,3 millones de inmigrantes indocumentados, el costo de su detención mientras se espera su deportación, los costos del juicio ante la corte de inmigración y su transporte al extranjero.

La estrategia de deportación masiva costaría un promedio de 10.070 dólares por persona, según este "think tank" asociado al Partido Demócrata.

"Encontrar a cada persona sin estatus legal sería una pesadilla logística, que causará daño social y emocional a comunidades enteras", explicó Philip Wolgin, director asociado de inmigración del CAP.

Según la organización conservadora American Action Forum (AAF), se tardaría 20 años en llevar a cabo este pograma de deportación masiva.

Trump, favorito en las primarias republicanas, presentó el domingo un plan migratorio que ha sido muy criticado por las organizaciones latinas y pro inmigrantes.

El multimillonario ha prometido que si gana las elecciones del 2016 deportará a todos los inmigrantes ilegales del país, rescindirá los decretos migratorios anunciados en noviembre por Barack Obama y obligará a México a pagar por el muro en la frontera.

Trump también quiere acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, reconocido en la enmienda 14 de la Constitución estadounidense.

A diferencia de otros países, Estados Unidos se rige por el llamado principio de "ius soli" (derecho de suelo), por lo que concede la ciudanía estadodunidense a todos los nacidos en el país, sin que importe la nacionalidad o el estatus legal de sus progenitores.

De este modo, un niño nacido en Estados Unidos obtiene automáticamente la nacionalidad estadounidense, aunque sus padres sean inmigrantes indocumentados o estén en el país, por ejemplo, haciendo turismo.

Fuente: DPA