(Foto: Twitter)
(Foto: Twitter)
Redacción EC

La guerra contra las estatuas continúa en , esta vez fue el turno de en Central Park, Nueva York. La  efigie del navegante genovés fue manchada en las manos con pintura roja, al pie de la figura se podía leer un mensaje en letras blancas que advertía que no sería la última de estas demostraciones de rechazo.

"El odio no se tolerará", decía la base de la estatua de Colón en el emblemático parque de Nueva York. Este texto se acompañaba del enigmático hashtag #somethingscoming (algo va a pasar).

En Estados Unidos desde hace un mes se discute si las estatuas de los confederados de la Guerra Civil deben o no ser retiradas de la vía pública. Ello está en debate, porque para algunos estos personajes  encarnan la defensa de la esclavitud y del racismo.

Como se recuerda, el clímax de esta contienda se dio en Charlottesville (Virginia), donde un automóvil embistió contra un grupo de personas que protestaba en contra de una marcha de ultranacionalistas dejando un muerto y 19 heridos en su trayecto.

Ante ello el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, desde hace una semana formó una comisión para evaluar qué monumentos deben ser retirados de la ciudad por ser considerados "símbolos de odio".

Según afirma la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, la estatua de Cristóbal Colon es una figura "controvertida" para muchos latinos. A su postura se une el concejal demócrata Jumaane Williams, quien también apoya el retiro de la efigie del genovés.

Este monumento al descubridor de América, llegó a Estados Unidos en 1892 como un regalo de inmigrantes ítalo-americanos. No sería la primera efigie de Cristóbal Colón vandalizada en suelo estadounidense, en agosto una figura del genovés fue teñida de pintura roja en Columbus Park, Buffalo.

VEA LO ÚLTIMO DE MUNDO...