Donald Trump y su esposa Melania habrían sido contagiados por Hope Hicks, asesora del presidente. (Foto: REUTERS/Carlos Barria/File Picture)
Donald Trump y su esposa Melania habrían sido contagiados por Hope Hicks, asesora del presidente. (Foto: REUTERS/Carlos Barria/File Picture)
Juan Diego Rodriguez Bazalar

Lo que podemos decir es que él tiene tres factores de riesgo: su edad, el aparente sobrepeso y que es varón”. Ernesto Gozzer Infante, médico salubrista y profesor de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, se anima a evaluar a la distancia aquello que le juega en contra al presidente (74 años) en su lucha contra el .

Pero ello no implica que se va a complicar y termine en cuidados intensivos”, agrega.

Es verdad que Trump tiene más probabilidades de terminar en UCI que otras personas, pero el doctor Gozzer resalta que existen pistas que indican que no será el caso. “Primero, porque se ha dicho que tiene síntomas leve;, además, no se le conocen enfermedades crónicas, y porque en Estados Unidos hay una muy buena atención médica, y siendo presidente es muy seguro que va a poder acceder a ella”.

Su esposa, Melania Trump (50 años), quien también está contagiada de COVID-19, no debería tener tantas complicaciones, pues es mujer, más joven y no tiene sobrepeso.

“Hay que recordar que, de todos los casos, el 80% va a tener síntomas leves, el 15% moderados con hospitalización, y la diferencia el riesgo de fallecer. Es importante tener eso en mente porque tener coronavirus no significa que vas a fallecer. Hay ejemplos de otros líderes que se opusieron a tomar acciones para detener el COVID-19 y se contagiaron. Jair Bolsonaro tuvo síntomas leves. Boris Johnson acabó en un hospital, pero también con la mejor atención de Gran Bretaña. No podemos predecir qué sucederá”, sentencia el especialista.

Gozzer precisa que lo siguiente que le toca a Trump es cumplir con su cuarentena de dos semanas. De acuerdo al monitoreo, sus médicos decidirán si es ingresado a un hospital. El soporte emocional también será vital para que Trump transite por la enfermedad con éxito. Si bien las personas se suelen poner más ansiosas y tienden a angustiarse, en el caso de una persona “particular” como él, cuenta el doctor, el acompañamiento no puede ser dejado de lado. “Por lo demás es una situación regular, se le hará su control de saturación de oxígeno, de sus síntomas, de repente por ser el gobernante se le hacen exámenes adicionales, como una tomografía, aunque por los síntomas no la necesitaría”.

LA VACUNA PROMETIDA

A un mes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, se da a conocer que Donald Trump -quien va por un segundo mandato- fue infectado de coronavirus. ¿Podría tratarse de una jugada política? ¿Será que la famosa vacuna que prometió que estaría lista antes de los comicios lo salvará?

No se debería presionar a la ciencia por ambiciones políticas o por algún tipo de interés”. El doctor Germán Málaga, investigador involucrado en los ensayos clínicos de la vacuna del laboratorio chino Sinopharm en el Perú, es claro al decir que los proyectos que buscan dar solución al COVID-19 tienen que madurar. En ese sentido, es poco probable que alguno esté listo para su distribución universal para finales de mes. Debería ser a finales del verano. Eso sería lo razonable, sentencia.

A mí me pareció avezado prometer que estaría para esa fecha [antes del 3 de noviembre]. Los estudios de fase II sí han podido demostrar que la vacuna de Moderna sí eleva los anticuerpos y que tiene inmunidad celular, pero una cosa son los resultados de laboratorio y otros los clínicos”.

Según Málaga, los resultados óptimos deseables para la investigación clínica pasan por el hecho de que la población que reciba la vacuna tenga menos incidencias que aquellos que recibieron el placebo. Cualquier otro resultado podría ser interesante, pero no es el que se busca. “A usted, ¿qué le interesaría: una vacuna que le suba los anticuerpos, pero a la hora de la verdad no evite la enfermedad, o una que evite la enfermedad? Si se tiene en cuenta lo dicho por Trump habría muy poco tiempo para demostrar ese beneficio con cualquier vacuna que esté circulando en el mundo actualmente”.

¿Y la vacuna de Rusia? Málaga afirma que teóricamente y desde el punto de vista médico, llama la atención. De hecho, anota, se parece a otras, como la Pfizer, en tanto toma un virus teóricamente inocuo para humanos y se le inserta RNA, para que se estimule el sistema inmunológico contra el coronavirus. “Pero hay que demostrar que funciona”, y ello solo se puede lograr con mayor tiempo de ensayos clínicos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Trump recibe mensajes de apoyo de todo el mundo tras dar positivo por coronavirus

TE PUEDE INTERESAR